Corporal

Cómo aliviar el picor en la dermatitis atópica

picor-dermatitis

A la hora de aliviar el picor en la dermatitis atópica no hay duda que es esencial optar por algunos tratamientos calmantes recomendados para esta condición inflamatoria crónica de la piel, especialmente si tenemos en cuenta que suele surgir tanto de día como de noche.

Es más, en muchos casos tiende a ser más habitual que surja de noche, cuando la persona afectada no puede controlar conscientemente la necesidad de rascarse, lo que al final incrementará los síntomas, haciendo que el picor aumente considerablemente.

Cómo aliviar el picor en la dermatitis atópica

Se produce lo que los expertos denominan como el ciclo de picor-rascado-picor. Es decir, la picazón que habitualmente acompaña muchos de los síntomas asociados con la dermatitis atópica (como consecuencia de la inflamación cutánea), origina la necesidad de rascarse. Por tanto, cuando nos rascamos el área afectada, al lesionar la piel e inflamarla todavía más esto acaba originando una mayor picazón, de manera que los síntomas se agravan. Y nunca se terminan.

Por este motivo, saber cómo aliviar el picor asociado a la dermatitis atópica pasa a convertirse en una de las recomendaciones principales a la hora de controlar la máximo esta afección crónica de la piel, debido fundamentalmente porque el rascado continuo y constante, además de aumentar los síntomas relacionados con la propia atopía en sí, también tiende a incrementar el riesgo de infección de la piel.

Descubre: Las 5 mejores cremas para la piel atópica

¿Por qué la dermatitis atópica causa picazón?

Debemos tener en cuenta que, en la dermatitis atópica, la barrera cutánea naturalmente presente en la piel (y que en teoría actúa protegiéndola frente a la acción de las impurezas y los agresores externos), se encuentra alterada, en comparación con la piel normal.

Esta barrera cutánea la encontramos en las capas superiores de la epidermis, conocidas habitualmente bajo el nombre de estrato córneo. Si nuestra piel es normal, se trata de una barrera resistente útil para proteger la piel de los irritantes, evitando a su vez la pérdida de humedad y de agua.

Sin embargo, cuando se tiene dermatitis atópica, lo más común es que la barrera cutánea se encuentre alterada como consecuencia de diversos cambios en el gen de la filagrina, que tiende a determinar la estructura normal de la barrera cutánea. Debido a ello, se reducen los niveles normales de factores hidratadantes naturales.

Como consecuencia, las células no son del todo capaces de retener agua, y acaban encogiéndose, lo que origina la aparición de una serie de espacios entre las distintas células de la piel, a la vez que se produce una ruptura en las láminas lipídicas que encontramos situadas alrededor de las paredes de las diferentes células cutáneas, lo que causa la aparición de piel seca, áspera, y una barrera cutánea tanto deficiente como defectuosa.

Debido a ello, es común que entren irritantes que originan la aparición de muchos de los síntomas asociados a la dermatitis atópica. Así, cuando se produce algún brote, la piel se enrojece, se inflama y duele, y finalmente pica.

Como indicó un estudio científico publicado en el año 2008, el prurito (picazón) es considerado como uno de los sellos distintivos de la dermatitis atópica, el cual puede afectar de forma muy negativa en la calidad de vida de la persona afectada.

De esta manera, es común la aparición de una interferencia significativa entre el estrato córneo, las células inmunitarias, los queratinocitos y las fibras nerviosas, que se encuentran muy cerca unas de otras, induciendo a la aparición de la picazón.

Lee también: La alimentación más segura para la piel atópica

¿Qué hacer para aliviar el picor en la dermatitis atópica?

Existen distintas maneras de aliviar el picor asociado a la dermatitis atópica, fácilmente en casa, y de forma más o menos efectiva. Eso sí, no olvides que es esencial hacer todo lo posible para que no se originen brotes de dermatitis, por lo que la clave a la hora de prevenir el picor es evitar que se produzca.

Compresas frías

La aplicación de compresas frías sobre las áreas de la piel que pican se convierten en una de las opciones caseras más rápidas y útiles a la hora de calmar la incómoda y molesta picazón.

Para realizarlo solo debes remojar un paño limpio o una toalla en agua fría, escurrirla bien, y aplicarla inmediatamente sobre el área de la piel que pica, dejando actuar durante algunos minutos. Finalmente, una vez retirada de la piel, se aconseja aplicar crema hidratante en el área de la piel tratada.

Tratamientos tópicos

En el mercado podemos encontrarnos con una diversidad interesante de diferentes cremas y tratamientos tópicos especialmente concebidos para controlar y prevenir muchos de los síntomas asociados a la dermatitis atópica.

Un buen ejemplo lo encontramos en la crema para piel atópica de Akento, una crema fluida, ligera pero refrescante, que destaca por ser sumamente hidratante capaz de recuperar la barrera lipídica de la piel, a la vez que regula y mejora la hidratación.

De hecho, esta crema se convierte en una opción única para calmar la piel afectada de forma prácticamente inmediata, lo que significa que no solo es útil a la hora de reducir el picor, la inflamación o en enrojecimiento. También disminuye su reactividad a largo plazo, por lo que al disminuir muchos de los síntomas asociados a la piel atópica, no se produce más picazón.

Lee además: ¿Tu bebé tiene piel atópica? Te ayudamos

Baños con avena coloidal

La avena coloidal puede convertirse en una opción excelente a la hora de calmar la piel con brotes de dermatitis atópica, gracias a que proporciona cualidades calmantes, suavizantes y nutritivas. Y podemos encontrarla fácilmente en muchos herbolarios y tiendas de nutrición especializadas.

A la hora de usarla, la clave está en preparar un baño relajante con avena coloidal, algo que es muy fácil de hacer: tan solo debes poner agua tibia en la bañera (recuerda que el agua caliente puede llegar a incrementar y agravar los síntomas asociados a la dermatitis atópica), añadir la avena coloidal y darse un baño de entre 10 a 15 minutos.

Es importantísimo que se mantengan debajo del agua la mayor parte de las áreas de la piel afectadas por los brotes de dermatitis atópica. Finalmente, una vez haya pasado el tiempo recomendado de remojo, es conveniente secarnos bien la piel, pero dejándonos suficiente agua como para que se sienta húmeda.

Para terminar, procedemos a aplicarnos una crema hidratante nutritiva, a ser posible ideal para pieles atópicas. Eso sí, es conveniente hacerlo en los minutos inmediatamente posteriores al baño, para evitar que la humedad presente en la piel se seque.

Conoce también: Remedios caseros naturales para la piel atópica

Otras recomendaciones útiles aconsejadas

Aunque es cierto que no existe cura ni para la picazón ni para los propios brotes de dermatitis atópica, sí puede aliviarse con la ayuda de determinados medicamentos tópicos u orales, y por el seguimiento de un tratamiento a base de cremas nutritivas hidratantes.

Por ejemplo, existen determinados tratamientos específicos para la picazón, que actúan reduciendo la inflamación, y con ello, muchos de los síntomas asociados al picor. Pero también hay otros consejos y recomendaciones útiles que pueden ser de mucha ayuda:

  • Es fundamental tratar de mantener la piel siempre húmeda, ya sea con vaselina o con humectantes, siempre después del baño o la ducha. Además, es fundamental su aplicación inmediatamente después del baño.
  • Los baños excesivos no son adecuados, aunque puedan aliviar la picazón en el momento. Lo más aconsejable es bañarse únicamente una vez al día.
  • El agua caliente puede afectar muchísimo a los síntomas asociados a la dermatitis atópica, por lo que lo mejor es optar siempre por agua tibia.
  • En lugar de frotar, se aconseja secar la piel con suaves palmaditas.
  • También se recomienda optar por sustitutos del jabón, o usar geles y jabones específicamente diseñados para pieles atópicas, en lugar de utilizar el jabón normal.

Eso sí, en casos severos, no olvides que existen determinadas envolturas húmedas (principalmente a base de inmunomodulares o corticosteroides aplicados directamente sobre la piel húmeda.

La importancia de prevenir el daño de la piel por el rascado

Al igual que es importante saber cómo aliviar la picazón causada por los brotes de dermatitis atópica, también es imprescindible intentar, al menos, hacer todo lo posible para prevenir el daño que podría causar en la piel el rascado constante, puesto que el riesgo lesión e inflamación aumentan considerablemente.

La clave está en mantener siempre las uñas adecuadamente cortas, por lo que es conveniente intentar revisarlas siempre después del baño.

Eso sí, en caso de no poder evitar rascarnos cuando surge la picazón, especialmente durante la noche (cuando controlar la necesidad de rascado es tremendamente complicada y difícil porque no somos del todo conscientes de ello), es conveniente cubrirnos la piel que pica con ropa holgada fabricada de algodón suave.

En caso de duda, sobre todo a la hora de practicar estrategias útiles para aliviar el picor en la dermatitis atópica, no olvides que siempre es aconsejable consultar al dermatólogo.

No te vayas sin haber leído: Review Crema piel atópica Akento Cosmetics