¿Cómo alisar tu pelo de forma natural?

Cómo alisar tu pelo de forma natural

Cómo alisar tu pelo de forma natural

¿Quieres lucir tu pelo liso de forma natural? O ¿Prefieres unos rizos perfectos?

Salir a la calle con el pelo liso natural o llevar unos rizos perfectos es una de las preocupaciones de belleza más comunes entre las mujeres. Aquí encontrarás los consejos que necesitas para poder cumplir tu deseo.

Antes de entrar en materia

Planchas, secador… Esto puede que estropee tu cabello a la larga si no usas un spray termo protector, lo que hará es actuar como un filtro para neutralizar efectos dañinos del calor sobre el cabello.

Es recomendable dejar respirar al cabello una temporada, es decir, alejarlo de la plancha y termo protectores para que poco a poco recupere su aspecto y vitalidad. Te propongo que lleves a cabo estas técnicas que te ayudarán en el cuidado del pelo.

Método 1: dormir con gomas de pelo

Ayuda a mantener el pelo liso más tiempo ¡Consejo! Intenta dormir con una almohada de seda, te ayudará a reducir el encrespamiento y mantener el pelo liso. Sigue estos pasos.

  1. Lava el pelo y sécalo sin frotar, para así retirar los excesos del agua. Con el pelo húmedo separa por secciones y péinalo. Una vez tengas peinada cada sección del cabello, empieza a utilizar las gomas del pelo en la parte alta, a la altura de la raíz del pelo.
  2. Peina la parte baja del cabello y vuelve a fijar con una goma de pelo 2 ó 3 centímetros más abajo. Este procedimiento lo harás hasta terminar de cubrir todas las secciones del cabello

Añade un pañuelo de seda para la cabeza

Una de las causas principales por las que debes envolver tu cabello en un pañuelo de seda es por la salud capilar, además es un gran aliado para mantener el cabello peinado durante toda la noche, entre otros beneficios como:

  • Prevenir enredos: al dormir, la cabeza se mueve y nos cambiamos de postura durante la noche y el pelo se enmaraña.
  • Roturas: al dormir con el pelo suelto puede provocar roturas, o tu cabello también puede quedar atrapado o enredado y así provocar rotura. Utilizar el pañuelo de seda evitará algún disgusto que otro.
  • Sequedad: el cabello seco puede causar daño y debilitarse. Muchos tejidos de la almohada dejan seco tu cabello y por la mañana se encuentra frágil, para ello es recomendable usar el pañuelo de seda.
  • Telas recomendadas: el pañuelo se requiere de un material de papel o de seda. Estos mantendrán el cabello en su lugar sin retirar la humedad. Estos materiales hacen que el pelo no quede atrapado en sus fibras.
  • Envoltura: Un método consiste en envolver el pelo y pasar el pañuelo por la nuca y colocar los extremos encima de la cabeza.

Método 2: Utiliza mascarilla de pelo habitualmente

La mascarilla es esencial para aportar nutrientes y neutralizar efectos negativos de la humedad a nuestro cabello ¡Ojo! No sirve para alisar sino que aporta vitaminas y antioxidantes necesarios para el deterioro del cabello.

Al igual que nos cuidamos en la alimentación también debemos priorizar la salud del cabello para mantenerlo sano. Si eres de las que prefiere hacer sus propios ¨potingues¨ caseros, te recomiendo hacer mascarillas naturales, aquí te dejo unas recetas que hará relucir tu pelo.

RECETAS NATURALES

  • Mascarilla de yemas de huevo y aceite de oliva: aporta brillo, suavidad y fuerza a tu pelo. Preparación: mezcla dos yemas de huevo, dos cucharadas de aceite de oliva y una taza de agua y aplícala con el pelo seco y déjala actuar media hora y enjuágala con el champú y acondicionador habitual.
  • Mascarilla de aceite de coco y aguacate: recomendada para cabellos secos. Preparación: calienta el aceite de coco y expande una cucharada por el cabello al completo, pasando el aguacate por las puntas y déjala actuar una hora, enguágala con el champú y acondicionador habitual.
  • Mascarilla de aceite de oliva y mayonesa: también sirve para cabellos secos. Preparación: mezcla una cucharada de aceite de oliva y dos de mayonesa y un huevo, envuelve tu cabello en plástico y deja actuar 30 minutos, luego enjuaga el cabello con el champú y acondicionador habitual.
  • Mascarilla con agua de romero: para cabellos grasos. Preparación:media taza de agua tibia, media taza de agua de romero, jabón líquido, limón aceite de lavanda. Hierve el agua, añade romero, cuando termines mezcla con jabón y añade unas gotitas de zumo de limón y aceite esencial de lavanda.
  • Mascarilla de tomate y harina de maíz: aporta suavidad al cabello. Preparación: tritura un tomate y añade dos cucharadas de esta harina, aplicar con el cabello húmedo y dejar actuar 30 minutos.

Método 3: un moño

¡Hazte un moño! Muy simple, utilizamos un método parecido al de las gomas pero en este caso te haces un moño para evitar enredos y ondulaciones mientras dormimos.

Esta técnica solo es recomendable en caso de no tener el pelo muy ondulado, ya que requiere de un semi trenzado.

¿Qué debemos hacer?

Lo primero lavarnos el pelo y acondicionarlo, extraer el agua sécalo suavemente con la toalla, es decir, realizamos el mismo proceso que para las gomas, la única diferencia es que el pelo lo agruparemos en una coleta y de ahí comenzaremos a torcer para acabar sujetándolo en un moño.

Método 4: Utiliza un cepillo alisador

Puedes optar por técnicas menos invasivas para tu cabello como los cepillos alisadores, tienen la misma función que las planchas pero el calor que suministran es menos activo, por eso mismo se considera que es menos perjudicial.

Método 5: utilizar una plancha de pelo

De todos los métodos posibles expuestos anteriormente para alisar el pelo es la menos natural pero está comprobado que al no usar ningún producto químico es una opción que sigue resultando una opción poco invasiva siempre y cuando ajustemos la temperatura del calor a un nivel óptimo.

Aquí puedes comprobar una comparativa de planchas para que decidas más fácilmente.

Conclusión

Estas son todas las formas de alisar tu cabello de una forma natural sin tener que exponer el pelo a productos químicos. Te propongo que hagas tu rutina diaria de cabello y no olvides usar mascarillas 1 ó 2 veces por semana aportarás nutrición y brillo para mantener el cabello sano ¡Ponlas en práctica!