CBD

Aceite CBD para dormir ¿Funciona?

Aceite CBD para dormir

El aceite de CBD se anuncia habitualmente como una opción útil a la hora de aliviar los síntomas asociados con la depresión, la ansiedad y el conocido como trastorno de estrés postraumático, además de ser de cierta utilidad para reducir el dolor tanto muscular como articular. Sin embargo, otro de los beneficios que supuestamente se le atribuyen son sus cualidades a la hora de promover el sueño, lo que significa que sería adecuado a la hora de ayudar a conciliar mejor el sueño. La cosa es: el aceite de CBD para dormir ¿funciona? ¿Y es una opción verdaderamente interesante en este sentido? Te descubrimos todo lo que necesitas saber acerca de ello.

Como ya te hemos mencionado en distintas ocasiones, cada vez tiende a ser mayor el número de países que han optado por permitir tanto la producción como la venta de la planta del cáñamo, a partir de la cual se obtiene y elabora el conocido como aceite de CBD.

Aceite CBD para dormir

Pero, ¿qué es verdaderamente el aceite de CBD, y en qué consiste? El aceite de CBD, o cannabidiol consiste en un aceite de origen vegetal que se elabora a partir de las semillas de la planta cannabis sativa; exactamente la misma a partir de la cual se elabora y obtiene la marihuana.

Es uno de los cientos de compuestos cannabinoideos que encontramos en esta planta. Pero, a diferencia de su “hermano” más famoso, el THC (también conocido como tetrahidrocannabinol), que se caracteriza -y es sumamente conocido- por ser el ingrediente activo de la marihuana el cual proporciona sus populares efectos psicoactivos, en el caso del CBD no se caracteriza por ser una opción que ejerza este efecto o acción.

Por ejemplo, sí se ha demostrado que el THC es un psicoactivo, el cual produce el conocido efecto que habitualmente se asocia al consumo del cannabis. Sin embargo, no está del todo claro si el CBD es también o no un psicoactivo, debido principalmente a que el cannabidiol no ejerce los mismos efectos psicoactivos; o, al menos, no ha demostrado ejercerlos por el momento.

Debemos tener en cuenta que el cannabis que contiene un 0,3 por ciento, o menos, de tetrahidrocannabidiol (o THC) sería considerado originalmente como cáñamo. Y, precisamente, se permite la venta del aceite de CBD siempre y cuando contenga un máximo del 0,3% de THC.

En lo que a los beneficios que proporcionaría el aceite de CBD se refiere, muchos especialistas consideran que sería un ingrediente activo ciertamente prometedor en una amplia variedad de vías terapéuticas distintas, principalmente porque incluso es considerado como relativamente seguro.

No en vano, a la hora de valorar su seguridad podemos guiarnos por la aprobación, por parte de la FDA americana el pasado año, de un fármaco con extracto de CBD purificado, el cual se prescribiría para el tratamiento de trastornos convulsivos raros en pacientes de 2 años de edad o más.

Respecto al resto de sus beneficios, el CBD ha demostrado ser capaz de disminuir los síntomas asociados al nerviosismo, disminuyendo el deterioro cognitivo, a su vez, en pacientes con ansiedad social (por ejemplo, en aquellos casos en los que se sentían nerviosos a la hora de hablar en público).

Pero es cierto que, por otro lado, también otros estudiosos se han preguntado acerca de si el aceite de CBD sería también particularmente útil a la hora de ayudar a conciliar el sueño, lo que se traduciría en descubrir si, sobre todo, sería ideal para dormir mejor y, con ello, disminuir al máximo los síntomas asociados al insomnio.

Descubre: Nordic Oil: opinión y mejores productos

¿Qué es el insomnio y qué factores pueden influir?

El insomnio tiende a ser definido como la dificultad repetida con el inicio, el mantenimiento, la consolidación y / o la calidad del propio sueño, la cual tiende a producirse a pesar del tiempo, y aunque se den las condiciones idóneas para que, en realidad, la persona pueda conciliar el sueño.

Además, es tremendamente común que el insomnio origine la aparición de otros síntomas y molestias a lo largo del día, debido precisamente a la falta de sueño, produciendo algún tipo de deterioro a la jornada siguiente.

Sin embargo, aunque cuando nos referimos al insomnio es tremendamente común pensar únicamente en un la dificultad para dormir, sin más, la realidad es que existen distintos tipos de insomnio: el insomnio agudo, que dura hasta un mes como máximo; el insomnio transitorio, que dura menos de una semana; y el insomnio crónico, que dura más allá de un mes.

Sus causas pueden ser, en realidad, muy variadas, desde trastornos relacionados con el estrés hasta malos hábitos de sueño, pasando por apnea obstructiva del sueño, enfermedad de la tiroides, alergias sinusales, dolor crónico o afecciones neurológicas.

En lo que a los tratamientos se refieren, existen distintas terapias que pueden ser de cierta ayuda. La educación sobre la higiene del sueño, evitando comportamientos incompatibles con el sueño, además de la terapia de relajación y la terapia cognitivo-conductual son muy interesantes.

Además de optar, siempre bajo la recomendación y prescripción médica pertinente, por medicamentos y fármacos útiles para el tratamiento del insomnio, como podría ser el caso de los sedantes-hipnóticos, antihistamínicos o los antidepresivos con efecto sedante.

¿Funciona el aceite de CBD para dormir?

Respecto a los tratamientos que pueden ser de cierta utilidad a la hora de ayudar a conciliar el sueño, el aceite de CBD está convirtiéndose en una de las nuevas opciones terapéuticas que, según se cree, podría acabar siendo de cierta ayuda.

No en vano, en aquellos casos en los que el insomnio podría ser originalmente causado por condiciones relacionadas con los factores externos, como por ejemplo sería el caso de la ansiedad, parece que el CBD ha demostrado ser de cierta utilidad a la hora de tratar las causas asociadas con el insomnio.

Aún cuando es verdad que la investigación acerca de los beneficios del aceite de cannabidiol se encuentran en sus estados más tempranos, algunos de esos estudios ya han sugerido la posibilidad de que el CBD sea útil en el tratamiento de la ansiedad.

Por ejemplo, en el año 2019 se publicó un estudio en el que los científicos analizaron si el cannabidiol podría ser de cierta utilidad a la hora no solo de disminuir la ansiedad, sino de mejorar la calidad del sueño.

En él participaron un total de 72 personas, de los cuales 25 presentaban falta de sueño y 47 tenían ansiedad. Cada uno de estos individuos recibió un total de 25 mg (miligramos) de cannabidiol en forma de cápsulas diariamente.

A lo largo del primer mes, el 79,2 por ciento de los sujetos indicaron que tenían niveles de ansiedad más bajos, mientras que casi el 67 por ciento (el 66,7 por ciento para ser precisos), informó que también tendían a dormir mejor.

Lo mismo ocurriría con otro estudio publicado un año antes, en 2018, en el que se encontró que el CBD era capaz de disminuir el dolor. En las conclusiones de ese estudio, los científicos indicaron que, al reducir el dolor (sobre todo el dolor crónico), el CBD fue igualmente capaz de mejorar el sueño.

Además, otro estudio, esta vez llevado a cabo en el año 2014, también encontró que el CBD podía afectar al ciclo del sueño, mejorando los síntomas en aquellos pacientes que presentaban trastorno de conducta del sueño REM, y que es un trastorno en el que una persona realiza y / o interpreta sus sueños, asociándose no solo con la propia falta de sueño en sí, sino también con la aparición de pesadillas.

Por tanto, cada vez más expertos coinciden en señalar que el CBD, así como el propio aceite de CBD en sí, podría ser de cierta ayuda a la hora de tratar algunas de las principales causas relacionadas con la somnolencia, tratar la somnolencia diurna excesiva, y ser útil a la hora de ayudar a conciliar el sueño.

Eso sí, los científicos todavía no tienen del todo claro cómo actúa el CBD a la hora de mejorar el sueño. Aunque es cierto que serían necesarias más investigaciones, muchos investigadores coinciden en señalar que una de las principales cualidades del cannabidiol es atacar las causas que originan la aparición del insomnio, por lo que se consigue una mejora del sueño.

Lee además: Cuál es el mejor aceite de CBD

Cómo usar el aceite de CBD para dormir

Existen distintas formas de disfrutar de los distintos beneficios relajantes que podría proporcionar el aceite de CBD. Por ejemplo, en el mercado podemos encontrarlo efectivamente en forma de aceite, listo para ingerir o para aplicar en forma de masajes relajantes.

Además, también es posible encontrarlo mediante concentrados de vape (para vapear), tinturas, cápsulas y pastillas.

Por todo, es conveniente simpre primero consultar a nuestro médico de confianza para descubrir si, en realidad, podríamos o no utilizarlo. Y, sobre todo, qué forma de consumo sería la más adecuada.

Por tanto, después de conocer si el aceite CBD para dormir funciona, es evidente que, aunque todavía se necesitan más investigaciones que puedan realmente confirmar sus beneficios, los primeros resultados confirmarían que, efectivamente, así podría ser.

No te vayas sin leer: Aceite CBD: propiedades, legalidad, dosis, y mucho más