Corporal

Consejos para prevenir las estrías durante el embarazo

estrias-prevenir

Las estrías consisten en líneas, marcas o rayas dentadas que se forman en la piel en determinados momentos de la vida. Es sabido que la mujer presenta una mayor predisposición a sufrirlas, al igual que ocurre con la celulitis. Y, precisamente, el embarazo se convierte en uno de los momentos o etapas donde el riesgo de formación de estrías es muchísimo mayor. Por este motivo, siempre es de enorme utilidad saber cómo prevenir las estrías durante la gestación. Pero vayamos por partes.

Debemos tener en cuenta que, por lo general, la piel se caracteriza por ser bastante elástica, gracias a la presencia del colágeno, que proporciona estructura a nuestra piel.

Consejos para prevenir las estrías durante el embarazo

De hecho, es el componente que forma la estructura de la piel. Sin embargo, cuando esta se estira demasiado rápido, o en exceso, el colágeno no es capaz de hacer su trabajo, lo que origina la aparición de lesiones en el tejido conectivo de la piel (las estrías).

Por tanto, si tuviéramos que definir qué son y en qué consisten las estrías, diríamos que son cicatrices que se forman como consecuencia de la incapacidad de la piel para estirarse y adaptarse al nuevo tamaño y extensión.

Por este motivo, es común que una vez se han formado pasen por diferentes etapas, de tal manera que cuando aparecen presentan una tonalidad característica (violácea, rojiza o azulada), para luego, a medida que pasa el tiempo, se vuelvan blanquecinas o plateadas.

Por todo ello es fundamental hacer todo lo posible para prevenir la formación de estrías, especialmente en aquellos momentos o etapas de la vida en las que sabemos de antemano que el riesgo de aparición es muchísimo mayor.

Algo que es tremendamente común, por ejemplo, durante el embarazo. Y como manifiestan muchos especialistas, no hay mejor tratamiento para las estrías que su prevención.

Por tanto, te descubrimos a continuación algunos consejos preventivos útiles a la hora de intentar, al menos, reducir al máximo su formación. ¿Te animas a descubrirlos con nosotros?

Descubre: Las 5 mejores cremas antiestrías: guía actualizada

Aumentar de peso lo más lentamente posible y nunca de forma excesiva

Aumentar de peso durante el embarazo es absolutamente normal, debido no solo al nuevo material que se forma a lo largo de la gestación con la finalidad de proporcionar sustento al bebé en desarrollo, sino por el propio crecimiento del bebé.

Pero no es lo mismo aumentar de peso dentro de los límites recomendados por el médico, que hacerlo de forma excesiva.

Además, el riesgo de formación de estrías es muchísimo mayor cuando, durante el embarazo, el peso se incrementa de forma rápida, por lo que es mucho más recomendable seguir un aumento gradual en la ingesta calórica, para conseguir un aumento de peso gradual pero controlado.

Recuerda que lo que se está evitando es impedir que las capas más profundas de la piel terminen rompiéndose, debido principalmente a que esa es la causa original de las estrías.

Por ello, es imprescindible aumentar de peso de forma lenta y progresiva, lo que le brinda a la piel el tiempo suficiente como para poder estirarse adecuadamente, adaptarse mejor a ese crecimiento, y regenerarse con la finalidad de que no se rompa.

Pero no solo es importante que el aumento de peso sea progesivo y lento. También es conveniente aumentar la cantidad justa de peso, y esto significa mantenerse dentro de los límites marcados por el médico. Así, si la futura mamá comienza la gestación con un peso normal, es conveniente no aumentar las calorías en el primer trimestre.

Eso sí, a lo largo del segundo trimestre, sí es necesario un aumento aproximado de entre 300 a 400 calorías diarias, y un aumento de entre 400 a 500 calorías diarias durante el tercer trimestre. En definitiva, lo más recomendable es aumentar entre 5 a 12 kg en total, como mucho.

No te pierdas: Cómo eliminar las estrías de tu piel

Optar por alimentos ricos en colágeno

Recuerda que el colágeno se convierte en uno de los componentes esenciales para la estructura de la piel, proporcionándole flexibilidad. Por ejemplo, le brinda suavidad y la ayuda a recuperarse mucho mejor, jugando un papel esencial tanto en su proceso de generación como de curación.

Existen algunos alimentos nutritivos útiles en este sentido, lo que significa que son ricos en colágeno. Por ejemplo, la sopa de rabo de toro puede ser muy adecuada, aunque también existen determinados suplementos nutricionales con alto contenido en colágeno.

Lee también: Cómo se quitan las estrías blancas

La importancia de la hidratación por dentro y por fuera

¿Sabías que las pieles secas presentan una mayor predisposición para la formación de estrías? Esto es debido a que la piel no responde muy bien al estiramiento excesivo, debido fundamentalmente a la falta de hidratación.

Por tanto, a la hora de prevenir la formación de nuevas estrías es importantísimo mantener la piel debidamente hidratada, lo que significa hidratarla no solo por fuera, sino también por dentro.

De ahí que mantener una hidratación adecuada es fundamental a la hora de conseguir que la piel se encuentre mucho más flexible, lo que ayudará a su vez a la hora de prevenir la formación de estrías en el embarazo.

Respecto a la propia hidratación en sí de la piel, no hay duda que se convierte en una opción excelente usar cremas humectantes y aceites vegetales nutritivos, como por ejemplo podría ser el caso del aceite de coco, el aceite de argán, el aceite de rosa mosqueta o el aceite de almendras dulces.

Todos estos aceites vegetales se caracterizan por ser muy ricos en determinados nutrientes esenciales únicos para nutrir la piel en profundidad, como por ejemplo es el caso de los ácidos grasos esenciales, entre los que podemos destacar la presencia del omega-3 y el omega-6, además de determinadas vitaminas útiles, como es el caso de la vitamina E.

Aprende además: Cómo eliminar las estrias rojas en adolescentes

Exfoliar regularmente

Aunque es cierto que la exfoliación no ayudará a tratar o a eliminar la celulitis, exfoliar la piel con cierta regulridad sí ayudará a reducir la presencia de células muertas e impurezas acumuladas sobre la piel, y que a la larga pueden contribuir a la aparición de parches secos y ásperos en la piel.

Es una opción excelente para prevenir la formación de estrías, ya que como te hemos mencionado en una ocasión anterior, la piel seca suele estar más predispuesta a la aparición / formación de estrías. Por lo que se reduce muchísimo el riesgo en este sentido.

Por otro lado, la exfoliación regular también proporciona cualidades únicas, ya que al eliminar la gruesa capa de células muertas sobre la epidermis, los productos tienden a absorberse mucho mejor, de forma que al aplicar sobre la piel exfoliada humectantes y otros productos ricos en nutrientes, al final tenderán a actuar de manera más efectiva.

Otra opción útil, que comúnmente se utiliza para el tratamiento de la celulitis, y que puede ser también de cierta utilidad a la hora de eliminar las células muertas de la piel y exfoliarla, es el caso del cepillado en seco.

Consiste en la aplicación, sobre la piel, de un cepillo con la piel seca, con las cerdas largas y rígidas, las cuales originan un suave masaje sobre la piel.

Lo cierto es que tanto la exfoliación como el cepillado en seco proporcionan beneficios únicos a la hora de prevenir las estrías, dado que pueden ayudar a mejorar y aumentar la circulación, reduciendo la acumulación de líquidos y ayudando a que el organismo sea capaz de eliminar toxinas y otras sustancias de desecho, y además a hacerlo de manera mucho más efectiva.

Conoce también: Crema Antiestrías Akento Cosmetics: mi opinión

Masajes con aceites corporales nutritivos

Aunque es cierto que ya te hemos nombrado las cualidades proporcionadas por la hidratación diaria y regular, debemos hacer un apartado especial a la aplicación de aceites corporales en las áreas más propensas a la aparición de estrías.

¿Sabes por qué? Esto es debido a que su aplicación en forma de masajes ayudará a evitar que la piel se torne seca y pierda humedad, al ayudar a atrapar la humedad naturalmente presente en la piel después de la ducha.

Por este motivo, el mejor momento a la hora de aplicarnos un aceite corporal es siempre en la ducha o el baño, preferiblemente con la piel todavía húmeda, por lo que masajearlo en las áreas más propensas a la formación de estrías se convertirá en la mejor opción a la hora de, al menos, reducir el riesgo de formación de estrías.

Y debemos recordar algo que ya te hemos mencionado en otro momento, y con lo que coinciden la mayoría de expertos y especialistas: no hay mejor tratamiento para las estrías que la prevención.

Por ello, no hay mejor rutina de cuidado de la piel a la hora de prevenir las estrías durante el embarazo, que aplicarse algún aceite corporal nutritivo en las áreas donde suelen formarse comúnmente a lo largo de la gestación.

No te vayas sin leer: Woman Isdin Antiestrías: mi opinión