Corporal

Cómo se quitan las estrias blancas

piel-con-estrias-blancas-tratar

Es muy común que las estrías blancas tiendan a formarse en aquellos momentos y etapas de la vida donde la piel tiende a estirarse de manera abrupta y excesiva, especialmente cuando ese crecimiento de la piel ocurre muy rápidamente. Es lo que sucede, por ejemplo, durante el embarazo, donde el rápido crecimiento del vientre influye en su formación.

Por este motivo, además, es común que durante el embarazo se formen también en otras áreas donde la piel crece rápidamente, como es el caso de las caderas, los muslos y las nalgas, así como en los senos (en esta ocasión, debido fundamentalmente a que se preparan para la producción de leche, imprescindible cuando el bebé nace).

Cómo se quitan las estrias blancas

No obstante, esto no significa que no se formen estrías en toros momentos y etapas de la vida. Es lo que sucede habitualmente cuando se sigue una dieta muy rígida, y la pérdida de peso ocurre muy rápidamente. O incluso cuando se aumenta de peso de forma igualmente rápida, sin darle tiempo a la piel a recuperarse de ese crecimiento.

Sea como fuere, si ya tienes estrías en la piel, es muy probable que te hayas percatado de algo: suelen pasar por diferentes etapas a medida que avanza el proceso de cicatrización de la piel.

Por ejemplo, es común que, cuando las estrías son nuevas (striae rubra) adquieran una tonalidad rojiza o violácea, debido a que todavía debajo de la piel existen vasos sanguíneos activos, que funcionan con normalidad.

Debido a ello, la presencia de vasos sanguíneos todavía en funcionamiento es lo que permite que las estrías rojas tiendan a responder muchísimo mejor a los tratamientos, sobre todo cuando estos se aplican en los primeros instantes en que se forman.

Sin embargo, a medida que avanza el proceso de cicatrización, la estría acaba volviéndose de color blanquecino, grisáceo o incluso plateado. Si bien es cierto que, en estos momentos, lo más normal es que las estrías incluso puedan llegar a pasar desapercibidas, no desaparecen del todo.

Es más, las estrías alba (que es como médicamente se conoce a las estrías blancas), se caracterizan por ser más difíciles de tratar, por el mero hecho de que son más antiguas.

Y, con el paso del tiempo, los vasos sanguíneos presentes de bajo de la piel terminan estrechándose, lo que dificultará la estimulación de la producción de nuevo colágeno.

En resumidas cuentas, los resultados obtenidos por los tratamientos que se apliquen no serán precisamente muy drásticos, en comparación con los resultados conseguidos en la mayoría de las ocasiones por las estrías rojas o violáceas.

Descubre: Las 5 mejores cremas antiestrías: guía actualizada

Tratamientos tópicos

Las cremas, geles, lociones y ungüentos tópicos antiestrías se caracterizan principalmente por ser opciones mucho más económicas a la hora de conseguir, al menos, reducir las estrías cuando son rojas.

Sin embargo, cuando ya son blancas, es cierto que el tratamiento en cuestión podría no conseguir eliminarlas por completo, pero sí podría ser de cierta utilidad a la hora de aclarar la tonalidad de las estrías.

Algunas cremas, igual de efectivas, pueden estar disponibles sin receta, mientras que otras deben ser recetadas por un médico.

No obstante, si buscas una crema verdaderamente efectiva, muy valorada por la mayoría de los clientes que ya la han probado, y que además destaque por los resultados que proporciona, no hay duda que la mejor opción es la crema antiestrías de Akento Cosmetics.

Se trata de una crema que contiene una innovadora fórmula útil tanto para combatir las estrías ya existentes como para prevenir la aparición de las nuevas, gracias a que sus diferentes activos son capaces, entre otros interesantes aspectos, de acelerar el proceso de regeneración celular.

Es una opción ideal para cualquier tipo de piel con estrías, especialmente en aquellas personas que deseen minimizar su apariencia. Además de ser útil para el resto de pieles que presenten cierta propensión para la aparición de las estrías.

No te pierdas: Cómo eliminar las estrías de tu piel

Microdermoabrasión

Bajo el nombre de microdermoabrasión nos encontramos con un procedimiento, cien por cien indoloro, aplicado comúnmente por un dermatólogo, el cual puede ser de cierta utilidad a la hora de disminuir la formación de las estrías blancas, debido a que el procedimiento en cuestión sí es aplicado en la epidermis, de manera que actúa estimulando la piel con la finalidad de tensar las fibras de colágeno y elastina.

Como ya te hemos mencionado en diferentes momentos, estas dos fibras son de suma importancia a la hora de disfrutar de una piel con un aspecto mucho más saludable, firme y terso.

Y es debido principalmente a que el colágeno mantiene la estructura cutánea, mientras que la elastina es capaz de ofrecer la posibilidad de que la piel pueda estirarse y recuperar la forma que tenía con anterioridad.

Sin embargo, con el tiempo es normal que la producción natural de colágeno y elastina por parte del organismo disminuya, especialmente a medida que vamos cumpliendo años, motivo por el cual es de cierto interés aplicar cremas tópicas y tratamientos que ayuden tanto en su estimulación como en su producción.

En lo que se refiere al tratamiento que nos ocupa, es un procedimiento en el que se rocían una serie de pequeños cristales con cualidades exfoliantes, los cuales son aplicados sobre el área donde las estrías se han formado. Luego, con la ayuda de un dispositivo con una apariencia similar a una varita, los cristales son eliminados con suavidad, con lo que se consigue eliminar la piel muerta presente en la capa de la epidermis.

Lee también: Consejos para prevenir las estrías durante el embarazo

Microneedling

Se trata de otro procedimiento comúnmente utilizado en el tratamiento de las estrías blancas. Pero es todavía más interesante debido a que el especialista lo dirige a la dermis, que es la capa media de la piel donde las estrías tienden a formarse, por lo que sería todavía más efectivo si cabe.

Durante el procedimiento, el dermatólogo introduce pequeñas agujas en la piel con la finalidad de desencadenar la producción de colágeno, lo que a su vez influye en la producción de elastina. Precisamente, el aumento de colágeno y elastina promueve la regeneración de la piel, con lo que las estrías se reducen.

Conoce también: Crema Antiestrías Akento Cosmetics: mi opinión

Terapia con láser

La terapia con láser se convierte en otra opción de tratamiento común a la hora de eliminar las estrías blancas. Es un procedimiento con el que se utilizan una serie de láseres, los cuales son dirigidos directamente en la piel. De esta manera, los láseres son capaces de penetrar en la piel, con lo que se desencadena su regeneración.

Esto ayuda a estimular los tejidos que encontramos situados alrededor de las estrías, consiguiendo con ello que puedan sanar a un ritmo mucho más rápido.

Es más, se trata de un tratamiento tan interesante como efectivo, debido fundamentalmente a que la terapia con láser también es capaz de estimular la producción de melanina en el área donde sea aplicada, por lo que se activan las distintas células pigmentarias presentes en la piel.

¿El resultado? Las estrías acaban mezclándose con el tono de piel normal, volviéndose casi “invisibles”.

Aprende además: Cómo eliminar las estrias rojas en adolescentes

Exfoliación

Exfoliar la piel con cierta regularidad puede proporcionar interesantes beneficios para la piel, debido sobre todo a que ayuda a eliminar la gruesa capa de células muertas que tiende a acumularse en la superficie, lo que puede generar la aparición de parches secos y ásperos, lo que influye a su vez en la formación / aparición de estrías.

Lo cierto es que la exfoliación regular es una forma simple, básica y sencilla de tratar las estrías blancas, especialmente fácilmente en casa.

Eso sí, a la hora de obtener un resultado más efectivo, lo recomendable es combinarlo junto con otros métodos de acción antiestrías.

Y lo que es aún mejor: como probablemente sepas, la exfoliación regular prepara la piel para el resto de productos que forman parte de la rutina de cuidado de la piel, lo que significa que la piel responderá mucho mejor al resto de tratamientos, de manera que serán mucho más efectivos, penetrando más profundamente.

Debemos recordar que las estrías, aún cuando se trate de un problema cutáneo verdaderamente común, no hay mejor tratamiento que prevenir y evitar su aparición. No obstante, una vez han aparecido, lo mejor es tratarlas rápidamente, evitando que se tornen blancas.

De hecho, no olvides que las estrías blancas se caracterizan por ser cicatrices cutáneas mucho más antiguas, por las que tenderán a ser más difíciles de tratar, especialmente si las comparamos con las estrías más nuevas.

No obstante, es esencial preguntar siempre a un dermatólogo, dado que será él el único que nos aconseje qué opciones de tratamiento podrían funcionar, y cuáles no. Y qué hacer incluso a la hora de evitar que se sigan formando nuevas marcas, con la finalidad de descubrir una opción eficaz para quitar las estrías blancas.

No te vayas sin leer: Woman Isdin Antiestrías: mi opinión