Corporal

Cómo eliminar las estrias rojas en adolescentes

estrias-rojas-adolescentes

Durante la adolescencia la formación de estrías rojas se convierte en un problema verdaderamente común, debido principalmente a los cambios que se producen en el cuerpo del adolescente, lo que incluye un rápido crecimiento o aumento de peso, motivo por el cual es incluso habitual que se formen no solo en los jóvenes durante la pubertad, sino incluso también en los niños (como consecuencia de los conocidos como brotes de crecimiento).

Por este motivo, es tremendamente común que se formen en aquellas áreas de la piel que sufren ese crecimiento repentino, como por ejemplo es el caso del pecho (en las mujeres), las caderas, los muslos e incluso en la espalda. No en vano, aunque es cierto que la mujer tiende a sufrir más este problema, lo cierto es que los niños y los adolescentes varones también pueden sufrirlas, sobre todo en la zona de la espalda.

Estrías rojas en adolescentes

Sea como fuere, las estrías se forman cuando la piel se estira demasiado. Especialmente, cuando ese estiramiento se produce de forma rápida y excesiva, y la piel no tiene el tiempo suficiente de poder recuperarse sin generar la aparición de cicatrices (que son las estrías en sí). Pero, a medida que pasa el tiempo, lo más común es que pasen por diferentes etapas.

Por ejemplo, cuando una estría presenta un color rojizo, azulado o violáceo es una señal de que se ha formado recientemente. Esta tonalidad es producida por la presencia, debajo de la piel, de una enorme cantidad de vasos sanguíneos que todavía se encuentran activos y funcionando. Por este motivo, durante esta etapa es mucho más común que las estrías puedan responder mejor a los tratamientos.

Sin embargo, a medida que pasa el tiempo y el proceso de cicatrización de la piel lesionada termina, lo más normal es que las estrías terminen adquiriendo una tonalidad blanquecina, grisácea o plateada. Esta es una señal de que ha pasado mucho tiempo desde que se han formado.

Y, justo cuando esto ocurre, lo más normal es que el tratamiento no solo no sea tan efectivo como lo podría ser cuando las estrías eran todavía rojas, sino que significa que, posiblemente, sea necesario aplicar un tratamiento más profesional (y evidentemente más caro).

No obstante, ¿cómo podrían los adolescentes tratar sus estrías rojas, sobre todo de forma efectiva, fácil y sencilla? A continuación te descubrimos cómo eliminar las estrías rojas fácilmente, conociendo qué tratamientos son útiles en estos casos.

Descubre: Las 5 mejores cremas antiestrías: guía actualizada

Tratamientos tópicos y cremas antiestrías

Las cremas antiestrías se caracterizan por ser opciones útiles para tratar las estrías de forma simple y sencilla, dado que solo requiere su aplicación sobre las áreas afectadas, aplicando en forma de suaves masajes circulares con la finalidad de favorecer su absorción por parte de la piel. Y hacerlo de forma regular, a ser posible diariamente (en algunos casos lo más probable es que sea necesario aplicarla mañana y noche).

Pero para que el tratamiento tópico sea verdaderamente efectivo es necesario que haya sido formulado con ingredientes activos que sean útiles en este sentido, lo que significa que presenten una reconocida eficacia antiestrías.

Un buen ejemplo lo encontramos en la crema antiestrías de Akento, apta para todo tipo de pieles con estrías que deseen minimizar su apariencia (lo que incluye también la piel de los adolescentes), así como el resto de pieles propensas a su aparición.
Crema para eliminar estrías en adolescentes

Comprar ahora por 22 €

Contiene una fórmula innovadora y verdaderamente completa, capaz de combatir las estrías y su aparición gracias a su eficaz y potente formulación, basada en activos que actúan acelerando la regeneración de las células, con lo que se consigue minimizar tanto la tonalidad como el color de las estrías, y su aspecto.

Entre otros aspectos, es una opción fácil de utilizar y de aplicar, que evita eficazmente el desarrollo de nuevas estrías, a la par que también es útil para disminuir la apariencia de las estrías ya existentes, promoviendo con ello una piel no solo más saludable, sino también más fuerte y tersa.

Y lo que es aún más interesante si cabe, aumenta la elastina (que tensa y reduce las estrías) y el colágeno, el cual suele disminuir una vez acabada la adolescencia.

Eso sí, también existen otros tratamientos tópicos que pueden ser de cierta utilidad, como podría ser el caso de las cremas con retinoides, que sí han demostrado ser también eficaces a la hora de disminuir la formación de las estrías rojas.

Sea como fuere, los tratamientos tópicos sí tienden a ser más eficaces cuando son aplicados sobre las estrías rojas, en comparación con las estrías blancas, ayudando además a que la piel se sienta no solo más suave, sino también mucho más flexible.

No obstante, como coinciden en señalar muchos especialistas, la clave para que sean verdaderamente efectiva es masajear el producto adecuadamente sobre la piel, hasta su completa absorción.

No te pierdas: Cómo eliminar las estrías de tu piel

Microdermoabrasión

La microdermoabrasión consiste en un tratamiento a base de cristales pequeños, los cuales son rociados en el área de la piel que se desea tratar (es decir, donde se han formado las estrías).

Para luego retirarlos suavemente con la ayuda de un dispositivo con forma de varita, con la finalidad de pulir la capa superior de la piel (epidermis), eliminando con ello la acumulación de células muertas e impurezas, y revelando finalmente una piel mucho más suave y nueva presente justo debajo.

Debemos tener en cuenta que este procedimiento no es capaz de eliminar las estrías rojas por completo, pero sí puede ayudar a disminuir tanto su apariencia general como el enrojecimiento que a fin de cuenta las hace tan notables y evidentes.

Lee también: Cómo se quitan las estrías blancas

Exfoliaciones químicas

Una exfoliación química consiste en un tratamiento a base de determinados ingredientes químicos (como los ácidos alfahidroxiácidos y ácidos betahidroxiácidos) capaces de actuar activamente eliminando la capa más externa de la piel, pero con efectos muchísimo más intensos.

Es una opción interesante porque ayudan a mejorar tanto el tono natural de la piel como su textura, lo que se traduce básicamente en una mejor apariencia general de las estrías, sobre todo cuando todavía son rojas.

Eso sí, debido a que pueden aumentar el riesgo de irritación y enrojecimiento, no es una opción muy aconsejada para quienes tienen la piel demasiado sensible o delicada.

Aprende además: Consejos para prevenir las estrías durante el embarazo

Terapias de láser y luz

Aunque suele ser un procedimiento ideal para cuando las estrías se han terminado volviéndose blancas, lo cierto es que también pueden ayudar a la hora de tratar las estrías bajas.

Consisten en una serie de procedimientos, aplicados por un profesional con experiencia, que actúa mediante la utilización de pulsos rápidos de luz y láser, destruyendo las células de la piel en la superficie (evidentemente, en las áreas de la piel donde el láser en cuestión es específicamente aplicado).

Es una opción interesante, por ejemplo, a la hora de disminuir no solo en enrojecimiento, sino también la inflamación de las estrías. Pero no es apropiada para cualquier tipo de piel, como ocurre con otros tratamientos antiestrías comunes, como por ejemplo es el caso de la microdermoabrasión o las exfoliaciones químicas.

Conoce también: Crema Antiestrías Akento Cosmetics: mi opinión

El mejor momento para tratar las estrías rojas

No olvides que las estrías rojas son estrías nuevas, que tienden a adquirir una tonalidad color brillante al principio. Aunque se producen como consecuencia del estiramiento rápido de la superficie de la piel, hasta límites que noe s capaz de soportar, el color rojizo sí se caracteriza por ser temporal, por lo que pasado el tiempo, acaban desvaneciéndose y se vuelven blanquecinas.

El mejor momento para tratar las estrías es cuando todavía presentan esa característica tonalidad roja, de manera que es conveniente acudir a un profesional (dermatólogo) desde el mismo momento en que aparecen por primera vez.

Por tanto, si se han formado durante la adolescencia, es esencial acudir al dermatólogo con la finalidad de que nos aconseje qué tratamiento sí puede ser de utilidad. Y al igual que puede recomendar la aplicación de un determinado tratamiento antiestrías, también es bastante posible que aconseje o sugiera el seguimiento de una nutrición, hidratación y cuidado de la piel adecuados.

Y es que, a la hora de evitar que puedan formarse nuevas estrías rojas, es conveniente y esencial mantener una rutina de cuidado de la piel regular, utilizando para ello productos nutritivos y con cualidades humectantes, ricos en nutrientes activos con la finalidad de humectar, nutrir e hidratar la piel en profundidad.

Por ello, aún cuando las estrías hayan terminado formándose, no debemos perder el tiempo en dirigirnos a la consulta del especialista. Y, sobre todo, en intentar, al menos, hacer todo lo posible para evitar que sigan apareciendo más cantidad. Y es que no hay mejor tratamiento para las estrías que su prevención.

No te vayas sin leer: Woman Isdin Antiestrías: mi opinión