Facial

Protector solar natural: los mejores ingredientes

Si te preocupa el cuidado de tu piel, y por ejemplo tiendes a seguir una rutina de cuidado de la piel de forma más o menos regular (recuerda que es fundamental practicarla diariamente), es muy probable que ya sepas la importancia que supone su protección cada vez que vas a exponerla al sol. Y es que los riesgos de no hacerlo así son muy elevados, siendo las quemaduras solares, el fotoenvejecimiento prematuro y el cáncer de piel los más evidentes. Aún cuando podemos encontrarnos en tiendas, supermercados y farmacias con una amplia diversidad de protectores solares, ¿sabías que también puedes hacer uno? Te explicamos qué ingredientes encontrar en un protector solar natural.

Si sigues un régimen de belleza con el que tiendes a cuidar tu piel cada día, es bastante probable que te preocupe el origen y la composición de los diferentes productos que sueles utilizar diariamente en tu rutina de cuidado de la piel.

Protector solar natural

Si es así, es posible que sepas que el protector solar es imprescindible en cualquier rutina de cuidado de la piel, aunque en realidad la mayoría de las personas piensen que solo es útil para prevenir las quemaduras solares, y que por este motivo, “debería” solo ser utilizado cuando vamos a tomar el sol en la playa o en la piscina.

Sin embargo, en realidad el uso regular de un protector solar es especialmente útil para prevenir y evitar el envejecimiento prematuro, en particular el causado por la acción de los rayos ultravioleta, el cual es conocido como fotoenvejecimiento prematuro.

De hecho, la exposición solar regular, en especial sin la debida fotoprotección, se asocia a la aparición de arrugas prematuras, manchas oscuras y un tono desigual de la piel. Además, es común que la piel en general se vea más arrugada. Mientras que también puede ocurrir uno de los síntomas o complicaciones más peligrosas: la aparición del cáncer de piel.

Lo cierto es que, hoy en día, podemos encontrarnos en las tiendas y farmacias una amplia diversidad de protectores solares, entre los que destacan los conocidos como protectores solares naturales, los cuales suelen ser aquellos formulados con ingredientes naturales, principalmente a base de minerales y que no contienen sustancias tóxicas.

Eso sí, dado que existen muchísimas opciones, no hay duda que lo más aconsejable es saber cuáles son los mejores ingredientes; y, sobre todo, qué deberías buscar a la hora de escoger, en las tiendas o farmacias, tu protector solar natural.

No te pierdas: En qué fijarse a la hora de comprar un protector solar, según los dermatologos

Qué ventajas ofrece escoger un protector solar natural

Menor exposición a productos químicos sintéticos

Lo cierto es que quienes escogen protectores solares naturales suelen optar también por seguir regímenes de belleza y rutinas de cuidado de la piel basados principalmente en productos formulados con ingredientes activos cien por cien naturales.

Y, en el caso particular de los protectores y filtros solares, tienden a hacerlo principalmente porque buscan disminuir la cantidad de sustancias químicas a las que podrían estar expuestas a diario.

Aunque es cierto que no existe una evidencia más o menos concluyente de que algunos de los principios o ingredientes sintéticos comúnmente utilizados en la formulación de muchos protectores solares causen u originen algún tipo de daño, al menos en los humanos, siempre es posible que tendamos al menos a evitar nuestra exposición a los mismos.

Menor riesgo de irritación

Es posible que prefieras un protector solar más natural porque el protector solar sintético común tiende a irritar tu piel, o causar cualquier otro tipo de reacción adversa.

Esto puede acabar siendo todavía más problemático cuando, además, tu piel es muy sensible y delicada, o posees algún tipo de afección cutánea como psoriasis o eccema. En cualquier caso, no es necesario tener la piel sensible o padecer algún tipo de problema cutáneo para que nuestra piel pueda irritarse fácilmente después de la aplicación de un protector solar químico.

Por tanto, tn estos casos es más que evidente que prefiramos una opción más natural. De hecho, como han demostrado muchos estudios, los distintos ingredientes activos presentes en la formulación de los protectores solares naturales presentan menos probabilidades de ocasionar irritación.

Especialmente si los comparamos, por ejemplo, con la presencia de los ingredientes químicos que encontramos en determinados protectores solares sintéticos.

Descubre: Cómo tratar una quemadura solar

Pueden ser más seguros

En relación a lo que te indicábamos en el apartado anterior, es evidente que un producto formulado solo con ingredientes naturales podría ser más seguro que la misma opción, pero formulado con ingredientes químicos.

Aunque es cierto que el hecho de que un producto sea natural no significa que sea cien por cien seguro (no debemos olvidarnos que lo natural también puede ocasionar reacciones adversas y efectos secundarios), sí suele ser considerado como una opción más segura.

Principales ingredientes que podemos encontrar en nuestro protector solar natural

Aunque es cierto que en la formulación de un protector solar podemos encontrarnos con una diversidad interesante de ingredientes naturales que ayudarían a reforzar o a ampliar sus cualidades y beneficios, potencialmente existen dos ingredientes que hacen que, efectivamente, ese protector solar pueda ser concebido como natural.

Es el caso del óxido de zinc y el dióxido de titanio, dos minerales que encontramos de manera natural en la tierra, y que cuando son incluidos en la fórmula de nuestro protector solar, han sido procesados y refinados.

De hecho, el dióxido de titanio es un ingrediente comúnmente utilizado en una amplia variedad de productos para el cuidado de la piel, como lociones, jabones, pasta de dientes o incluso en maquillajes y bases minerales.

Mientras que el óxido de zinc suele ser utilizado para calmar la piel, siendo muy útil en la formulación de cremas para tratar la dermatitis del pañal.

Ambos ingredientes son capaces de bloquear los rayos ultravioleta, actuando de forma similar a como lo harían dos “escudos” sobre la piel, protegiéndola cuando se encuentra expuesta al sol, frente a la acción negativa de los rayos ultravioleta.

Conoce también: Los mejores protectores solares para la cara

En este sentido, su mecanismo de acción es evidentemente diferente a la acción de los protectores solares sintéticos o químicos, que son capaces de absorber los rayos ultravioleta.

Otra de las diferencias que encontramos en estos dos ingredientes activos es que, en su forma natural, no pueden ser absorbidos por la piel, de manera que se asientan en la superficie (epidermis) para bloquear el sol.

De esta manera, pueden ser aplicados de forma más suave y uniforme en la piel, y aunque no tienden a desaparecer por completo, sí pueden pasar desapercibidos.

Pero también podemos encontrarnos con otros ingredientes útiles que enriquecerán al máximo la fórmula de cualquier protector solar natural. Es lo que ocurre, por ejemplo, con el ácido hialurónico o las ceramidas, que tendemos a encontrar cada vez con mayor asiduidad en muchos protectores solares, y que precisamente ayudan a humectar y a hidratar la piel mientras la mantienen protegida.

También es posible distinguir al áloe vera como otro de los ingredientes comunes. Como de buen seguro sabrás, se caracteriza por ser un principio activo con cualidades calmantes y antiinflamatorias, ideal para pieles sensibles, el cual también ayuda a proteger y suavizar la piel.

Lee además: Protector solar mineral: Qué es y cuáles son sus beneficios

Cómo escoger nuestro protector solar natural

Independientemente de que nuestro protector solar sea o no natural, es importantísimo fijarnos en algunos aspectos básicos a la hora de escogerlo. O, casi mejor dicho, antes de comprarlo.

El factor de protección solar es evidentemente uno de esos elementos básicos que debemos mirar siempre. Y como opinan la mayoría de los dermatólogos, es fundamental escoger protectores solares naturales que contengan un SPF de al menos 30, o superior.

Esto asegurará que nuestra piel obtendrá la suficiente protección durante un período de tiempo más o menos razonable. Si bien es cierto que un protector solar puede tener incluso hasta un factor de protección solar de hasta 50+, en realidad una vez se han superado el SPF 30 tiende a tener un aumento de protección solar puramente incremental.

Conoce: Protector solar Isdin

También es importante fijarnos si se trata de un protector solar de amplio espectro. Y, como no podría ser menos, es esencial leer bien los ingredientes activos que contiene su fórmula.

En estos casos, recuerda que dos de los ingredientes comunes que podrías encontrar en este sentido son el óxido de zinc y el dióxido de titanio. Es más, ¿sabías que el óxido de zinc es capaz de brindar un factor de protección solar de amplio espectro?

El hecho de que un protector solar sea de amplio espectro significa que ayudará a proteger nuestra piel tanto contra los rayos UVA como UVB. Mientras que el dióxido de titanio tiende a ser eficaz únicamente contra los rayos UVB, de manera que no tenderá a proteger tanto, al menos en todo el espectro necesario.

Y si deseas utilizar un protector solar efectivo que se caracterice por contener ingredientes activos de origen natural, te recomendamos optar por el gel solar de Nezeni Cosmetics, que contiene ingredientes naturales útiles para reducir el daño irreversible del ADN, además de tener un SPF de 50+.

Una vez sabes cuáles son los mejores ingredientes a la hora de escoger un protector solar natural, ¿deseas comprar uno?.

No te vayas sin leer: Protector solar Mercadona