Facial

Protector solar mineral: Qué es y cuáles son sus beneficios

Un protector solar destaca casi sin ninguna duda por el hecho de ser un producto especialmente diseñado para ayudar a proteger la piel del sol en cualquier momento y situación, independientemente de que vayamos o no a tomar el sol en la playa o en la piscina. No en vano, es recomendable su uso incluso aunque no vayamos a tomar específicamente el sol, puesto que los rayos ultravioleta pueden actuar sobre la piel siempre, con independencia del tiempo de exposición. Dentro de las distintas opciones disponibles, un protector solar mineral se convierte en una opción útil, sobre la que queremos hablarte en esta ocasión. ¿Te animas a descubrir un poco más sobre él al respecto?

Aunque el uso de un protector solar es siempre recomendable en todos aquellos momentos en los que vamos a salir a la calle, independientemente de que vayamos o no a tomar el sol en la playa o en la piscina, es cierto que hoy en día tenemos la posibilidad de encontrarnos con una amplia diversidad de versiones, marcas, texturas y tipos.

Protector solar mineral

Si tuviéramos que definirte en qué consiste un protector solar, es evidente que debemos decirte que un protector solar consiste en un producto específicamente diseñado para proteger la piel de la acción de los rayos ultravioleta, tanto UVA como UVB.

Para ello, es necesario tener en cuenta algunos detalles y elementos básicos a la hora de escoger nuestro protector solar. Es evidente que uno de los más importantes tiene que ver con el hecho de que sea o no de amplio espectro, lo que significa que se trataría de un producto que nos protegerá tanto de los rayos UVA como UVB.

Otro esencial tiene que ver con el denominado como factor de protección solar. Se suele representar con una numeración (15, 30, 50, 50+ o incluso 90), y se utiliza para indicar el nivel de protección solar contra los rayos UVB, el tipo de radiación que origina no solo quemaduras solares, sino que contribuye al cáncer de piel.

Eso sí, como coinciden en señalar muchos dermatólogos y especialistas en belleza, en realidad el factor de protección no mide qué tan bien podría proteger un protector solar de los rayos UVA, que igualmente son considerados como dañinos y peligrosos (incluso están más relacionados con el fotoenvejecimiento prematuro).

Por tanto, cuando nos encontramos con un protector solar, por ejemplo, con un SPF 15, significaría que su aplicación sobre la piel nos ofrecería la posibilidad de permanecer al sol sin riesgo de quemarnos durante alrededor de 150 minutos.

Si tenemos en cuenta que nuestra piel por lo general tiende a quemarse después de apenas estar expuesta durante 10 minutos seguidos al sol (evidentemente sin la debida protección), es un elemento importante, pero solo es una medición indicativa que no puede ni debe ser tomada de forma precisa.

Y es que, en realidad, el factor de protección depende a su vez de otros factores relacionados, como por ejemplo es el caso de la ubicación, las condiciones climáticas, la hora del día y la propia duración en sí de la exposición, entre otros.

Lo cierto es que, hoy en día, podemos encontrar en las tiendas una diversidad interesante de diferentes protectores solares. Los más populares suelen ser los protectores solares químicos, aunque en los últimos años los protectores solares minerales están ganando adeptos.

No te pierdas: En qué fijarse a la hora de comprar un protector solar, según los dermatologos

¿Qué es un protector solar mineral?

También conocido como protector solar físico, brinda efectos parecidos a los protectores solares químicos, puesto que el objetivo principal de ambos es el de proteger la piel del sol durante la exposición, pudiendo proporcionar una protección de amplio espectro contra los rayos UVA y UVB.

Eso sí, ambas opciones actúan de distintas formas, motivo por el cual siempre se hace tan interesante descubrir y conocer cuáles son las diferencias existentes entre ellos.

Lo cierto es que es común que los protectores solares minerales también tiendan a ser conocidos como protectores solares naturales, debido principalmente a que en su composición no encontramos ningún tipo de sustancia química.

Al contrario, es común encontrarnos principalmente con dos ingredientes activos muy habituales en este sentido, como es el caso del óxido de zinc y el dióxido de titanio.

Mientras que, en los protectores solares químicos, lo común es encontrar ingredientes como avobenzona, oxibenzona, octisalato, homosalato, octinoxato y octocrileno, solo por citar algunos ejemplos.

No obstante, aunque es cierto que todo lo que resuene a químico pueda chirriarnos un poco, la realidad es que los protectores solares minerales y químicos son ideal de seguros y eficaces a la hora de proteger la piel. Aunque es evidente que muchas personas prefieren escoger los protectores solares minerales por el hecho de no contener químicos.

Descubre: Cómo tratar una quemadura solar

¿Qué ingredientes encontramos en los protectores solares minerales?

Como te hemos mencionado brevemente en el apartado anterior, existen dos tipos de ingredientes minerales que suelen ser añadidos a la formulación de este tipo de protectores, y que precisamente actúan protegiendo la piel del sol, pero de manera distinta a como lo hacen los protectores solares químicos.

Es el caso del óxido de zinc y del dióxido de titanio. Son dos minerales que encontramos de forma natural en la tierra, pero que al ser añadidos en la fórmula de cualquier protector han sido refinados. No obstante, también pueden ser creados de forma sintética.

Ambos minerales, aunque protegen la piel de los rayos ultravioleta, tienden a funcionar y actuar de forma completamente diferente a como lo hacen los protectores solares químicos.

Y es que mientras que los protectores solares químicos son capaces de penetrar en la piel ofreciendo una protección al disipar los rayos ultravioleta, los protectores solares minerales actuan permaneciendo sobre la epidermis, reflejando los rayos ultravioleta del cuerpo.

Explicado de otra forma mucho más sencilla, podríamos decir que, mientras que los protectores solares químicos tienden absorber la radiación ultravioleta, los protectores solares minerales lo que hacen es repelerlo.

Por este motivo suelen ser también conocidos como protectores solares físicos, porque generan una especie de barrera física entre la piel y los rayos ultravioleta.

Es más, podríamos pensar en ambos minerales como millones de espejos diminutos, que descansan y permanecen sobre la superficie de la piel, con la finalidad de conseguir que los dañinos rayos UV reboten sin ocasionar daño.

Conoce también: Protector solar natural: los mejores ingredientes

Beneficios de usar un protector solar mineral

Brinda protección de amplio espectro

Un protector solar mineral con óxido de zinc y dióxido de titanio protege contra los rayos UVA y UVB. En el caso de la radiación UVA, es la longitud de onda que penetra en las nubes, y origina fotoenvejecimiento prematuro en forma de arrugas y manchas solares.

Eso sí, cuando vayas a comprar un protector solar mineral, recuerda que es esencial que sea de amplio espectro.

Tiene menos probabilidades de causar irritación

Especialmente si tienes la piel muy sensible y delicada, tienes alguna afección cutánea (como rosácea, psoriasis o eccema), o simplemente tu piel tiende a responder mal cada vez que te pones un protector solar químico, entonces encontrarás en los protectores solares minerales a un aliado.

¿Sabes por qué? Debido a que no contiene químicos, generalmente tienden a ser mejor tolerados por la piel sensible, precisamente por el hecho de que únicamente permanecen en la piel, no pudiendo ser absorbidos.

Protege desde su aplicación

Puesto que un protector solar químico debe ser primero absorbido por la piel para actuar, es necesario esperar al menos 30 minutos después de su aplicación para tomar el sol. Sin embargo, el protector solar mineral empieza a proteger la piel inmediatamente.

Son igual de efectivos

Ten en cuenta que los filtros solares minerales son capaces de proteger la piel al filtrar físicamente los rayos del sol, de ahí que sean tan efectivos desde el mismo momento en que son aplicados.

Lee además: Los mejores protectores solares para la cara

¿Un protector solar mineral es seguro y adecuado para los bebés?

Es evidente que, al ser opciones más naturales, los protectores solares que únicamente contienen en su formulación ingredientes activos a base de minerales son seguros para su uso en la delicada piel del bebé.

Eso sí, es necesario tener en cuenta que existen determinados protectores solares en cuya composición, aún cuando se anuncien como protectores solares minerales, podemos encontrar tanto ingredientes minerales como químicos.

Por tanto, siempre es sumamente recomendable leer la etiqueta y verificar los ingredientes que contiene el protector solar que pensábamos comprar, especialmente antes de adquirirlo, y sobre todo, antes de usarlo.

Conoce: Protector solar Isdin

¿Qué opción es la más adecuada?

Llegados a este punto, es normal que te preguntes qué opción es la más adecuada. Es decir, si es mejor usar un protector solar mineral, o si, por el contrario, puedes seguir usando un protector solar químico.

Lo cierto es que todo dependerá de las inquietudes que tengamos en todo momento, especialmente si no deseamos aplicarnos sobre la piel un producto que, aunque seguro, contenga en su composición ingredientes químicos.

Debemos tener en cuenta que los protectores solares minerales y los protectores solares químicos son ideal de seguros y efectivos, por lo que todo dependerá de nuestros gustos personales.

En caso de dudas, recuerda que siempre es aconsejable hablar tu dermatólogo de confianza, especialmente si tienes dudas a la hora de decidirte por un protector solar mineral o químico.

No te vayas sin leer: Protector solar Mercadona