Facial

Cómo tratar una quemadura solar

¿Sabías que la mejor forma de tratar una quemadura solar es, precisamente, utilizando protector solar para evitarla? En realidad muchas personas tienden a menospreciar el uso de un protector solar, hasta llegado el momento en el que se enfrentan a las dolorosas consecuencias de una quemadura causada por el sol. Si esto te ha ocurrido, es muy probable que ya sepas a lo que nos estamos refiriendo. Y si te ha sucedido ahora mismo, no hay duda que la mejor opción es saber cómo tratar una quemadura solar, de forma simple y sencilla, pero sobre todo efectiva.

Tanto si tiendes a cuidarte la piel cada día, como si no, es bastante probable que ya sepas la importancia que tiene el uso de un protector solar adecuado con la finalidad de proteger la piel frente a la acción -peligrosa- de los rayos ultravioleta.

Cómo tratar una quemadura solar

Si embargo, en realidad muchas personas piensan que el uso de un protector solar es necesario únicamente cuando van a tomar el sol a la playa o a la piscina, cuando van a pasar un día al campo o al río, o incluso solo cuando se encuentran en pleno verano.

De esta forma, pueden incluso salir cada día de sus casas y pasar horas y horas expuestas al sol, sin percatarse de que, efectivamente, los rayos ultravioleta están llegando por igual a sus pieles.

Por este motivo, es igual de importante aplicarse un protector solar adecuado también durante los meses de otoño e invierno, aún cuando el cielo se encuentre nublado o incluso esté lloviendo. Y esto es debido, precisamente, a que los rayos ultravioleta continúan traspasando las nubes, y llegando igualmente a nuestra piel.

No te pierdas: En qué fijarse a la hora de comprar un protector solar, según los dermatologos

La importancia de hidratar la piel quemada

Cada vez que sufrimos una quemadura solar la radiación ultravioleta tiende a originar una inflamación en la piel, que además se caracteriza por ser bastante similar a la que podría producir una quemadura del horno (la cual, como posiblemente habrás descubierto ya, se caracteriza por ser bastante dolorosa).

Debido a ello, es imprescindible mantener la piel debidamente hidratada, lo que ayudará positivamente a la hora de reparar la barrera cutánea, especialmente de la forma más rápida posible.

Eso sí, es perfectamente posible optar por determinados productos y opciones naturales que, además de ayudar a hidratar la piel, pueden proporcionar interesantes beneficios calmantes y refrescantes, muy adecuados en este caso para aliviar las molestias relacionadas.

Un buen ejemplo lo encontramos en cualquier humectante que contenga áloe vera, el cual actúa como antiinflamatorio, reepitelizante y es ideal para pieles sensibles, beneficios que se traducen en que es de utilidad a la hora de calmar la piel quemada.

Descubre: Los mejores protectores solares para la cara

Disminuir la inflamación y la hinchazón

Además de hidratar el área para ayudar a evitar la piel reseca mientras se recupera de la lesión causada por la acción del sol, y la calmamos con ingredientes antiinflamatorios, como el áloe vera, no hay duda que este ingrediente activo es también útil a la hora de reducir la inflamación y la hinchazón.

La aplicación de frío en el área afectada también puede ser de mucha ayuda, aunque es necesario evitar el contacto directo del hielo con la quemadura, puesto que se podría correr el riesgo de sufrir una quemadura mayor debido al contacto del frío extremo.

En caso de que la quemadura sea grave, es posible que el médico nos recete o recomiende alguna crema tópica específica, con la finalidad no solo de disminuir los síntomas asociados, sino también a la hora de prevenir posibles infecciones.

Es lo que ocurre, por ejemplo, con las cremas con esteroides, las cuales deben ser solo recetadas por el médico. Este tipo de tratamientos tópicos son tremendamente útiles porque pueden ayudar a acelerar la curación.

Conoce también: Protector solar natural: los mejores ingredientes

Cuidado con las ampollas

En caso de que la quemadura o quemaduras solares hayan originado la aparición de alguna ampolla, es debido a que se trata de una quemadura de segundo grado, lo que significa básicamente en que la quemadura ha sido más grave de lo esperado.

En estas situaciones es de vital importancia dejar la ampolla como está, no tocándola ni intentando romperla. De esta manera, conseguiremos que la quemadura se cure de forma mucho más rápida, y además disminuiremos el riesgo -innecesario, dicho sea de paso- de cualquier tipo de infección.

Lee además: Protector solar mineral: Qué es y cuáles son sus beneficios

Otros consejos ideales para tratar la quemadura solar

Además de los consejos básicos que te hemos propuesto en las líneas anteriores, también es ciertamente importante seguir otros trucos sencillos que pueden acabar siendo de bastante ayuda.

Debemos tener en cuenta que, aún cuando la quemadura se cure incluso por sí sola en apenas unos días, el daño de los radicales libres originado por la acción de los rayos ultravioleta permanece siempre.

Como de buen seguro sabrás, la radiación ultravioleta tiende a promover la producción de mayores cantidades de radicales libres, los cuales actúan negativamente dañando tanto el colágeno como la elastina, dañando además el ADN de las células de la piel.

Este es el daño que causa algunos de los efectos más comúnmente asociados al envejecimiento prematuro, así como al aumento del riesgo del cáncer de piel.

En todo caso, el uso de un sérum de vitamina C puede ser de muchísima ayuda, ya que su alto contenido en antioxidantes pueden ayudar positivamente a la hora de minimizar esos efectos tan dañinos.

Conoce: Protector solar Isdin

Consejos útiles a la hora de prevenir una quemadura solar

Como ocurre con las estrías, es cierto que no hay mejor tratamiento que no se produzcan. Y, en el caso de las quemaduras solares ocurre prácticamente lo mismo, especialmente si tenemos en cuenta muchos de los riesgos que supone ya no solo que se nos queme la piel al sol, sino la exposición continua y sin protección (aún cuando nuestra piel no llegue a quemarse).

Tal y como coinciden en señalar muchos dermatólogos, el uso de un protector solar se convierte en la mejor opción para tratar una quemadura solar, precisamente por el hecho de que no se forman.

No en vano, puesto que las quemaduras causadas por el sol tienden a ser bastante comunes, es muy habitual pensar que quemarse la piel con los rayos ultravioleta no sería, en realidad, tan peligroso o problemático. Pero lo cierto es que el riesgo es bastante evidente.

La investigación ha encontrado que una quemadura solar grave puede tener un impacto ciertamente significativo en el riesgo de desarrollar cáncer de piel.

Es más, se ha encontrado que tener cinco quemaduras solares, con ampollas, podrían aumentar el riesgo de desarrollar melanoma, que es considerado como la forma más mortal de cáncer de piel, en torno a un 75-80 por ciento.

Por tanto, cuando vamos a exponer nuestra piel al sol, independientemente de que vayamos o no a tomar el sol, es conveniente el uso regular de un protector solar de amplio espectro, con un factor de protección alto, y renovarlo también cada cierto tiempo.

Esto significa que es necesario utilizar un protector solar que sea lo más adecuado posible a nuestro tipo de piel. Y que, además, presente un índice de protección superior, lo que nos asegurará su efectividad a la hora de proteger nuestra piel, y evitar por tanto dolorosas -y peligrosas- quemaduras solares.

De hecho, un protector  solar consiste en un producto específica y especialmente diseñado para proteger la piel del sol, tanto de los rayos UVA como UVB. Ambos tipos se han asociado con el desarrollo del cáncer de piel y con el envejecimiento prematuro causado por el sol, lo que se conoce como fotoenvejecimiento prematuro.

Y dentro de las distintas opciones que podemos encontrar en las tiendas, que sean interesantes y efectivas en este sentido, debemos hablarte del gel solar para el rostro de Nezeni Cosmetics, que posee un factor de protección solar de 50+.

¿Por qué es tan interesante? Lo cierto es que nos gusta mucho porque contiene un sistema filtrante único, en el que se combinan filtros biológicos, químicos y físicos, con la finalidad de absorber mejor las radiaciones UVA cortas y largas, así como las radiaciones UVB.

De hecho, su fórmula contiene una serie de principios activos únicos sumamente útiles, como por ejemplo es el caso de Lipochroman, que se caracteriza por ser un antioxidante eficaz útil a la hora de proteger las células del daño irreversible del ADN, a la vez que disminuye la peroxidación de los lípidos.

Mientras que su formulación la completan una combinación de tocoferoles y vitamina C oleosoluble, útil a la hora de retrasar el envejecimiento oxidativo de la piel, a la vez que luchan frente al estrés oxidativo de las células.

Una de las cosas que más nos gusta es su textura, ya que viene en forma de gel muy fácil de aplicar y de absober por la piel, dejando la piel perfectamente suave y con tacto aterciopelado, además que con un tacto aterciopelado. Además, destaca por su acabado mate, no dejando ningún tipo de brillo molesto e incómodo.

Por tanto, no olvides que a la pregunta de cómo tratar una quemadura solar, lo mejor siempre es evitarla.

No te vayas sin leer: Protector solar Mercadona