Facial

La guía definitiva para prevenir y eliminar las patas de gallo

La piel del contorno de los ojos se caracteriza por ser mucho más delgada que el resto de la piel que tenemos en el rostro. Debido a ello, y tal y como te hemos mencionado ya en diferentes momentos, es tremendamente habitual que en esta área se formen y se vean las primeras señales del envejecimiento, independientemente de que estas sean o no prematuras. En el caso de las patas de gallo, por ejemplo, se convierten en uno de los signos más evidentes, que tiene relación también con la propia expresión del rostro. ¿De qué forma podemos evitarlas o tratarlas? Descubre todo lo que necesitas saber con nuestra guía definitiva para prevenir y eliminar las patas de gallo.

Si nos sigues desde hace un tiempo es muy probable que a estas alturas ya seas que nuestros ojos son una de las primeras áreas del rostro donde se forman los primeros signos del envejecimiento.

La guía definitiva para prevenir y eliminar las patas de gallo

Se estima que, en esta área, la piel tiende a ser entre un 35 a un 40 por ciento más delgada que la existente en el resto del rostro, lo que en definitiva la vuelve muchísimo más delicada. De ahí que a medida que el colágeno se pierde y su producción normal se ralentiza, con el paso de los años empiecen a formarse arrugas y líneas finas.

En el caso de las conocidas como patas de gallo, que consisten -como veremos- en una serie de líneas finas y arrugas que ocurren alrededor del área de los ojos, sobre todo en la parte derecha superior e izquierda de las mismas, son algunas de las más comunes.

Y como opinan la mayoría de expertos, es cierto que no solo tienen relación con el envejecimiento, precisamente por el hecho de que la ralentización en la producción de colágeno origina que la piel se vuelva más flácida y menos tersa, sino que también tienen que ver con las propias expresiones faciales.

Eso sí, aunque pueda preocuparnos en un primer momento, en especial cuando se vuelven más evidentes, las patas de gallo son absoluta y totalmente normales, las cuales se forman y aparecen como resultado del paso del tiempo.

Debido principalmente a ello, no es posible evitarlas del todo, pero al menos sí es posible seguir una serie de pautas básicas que podrían ser de utilidad a la hora de evitar que se vuelvan más visibles y evidentes, al preparar la piel para ello.

No te pierdas: 5 Mejores contornos de ojos para hombres

¿Cuáles son las causas de las patas de gallo?

Las causas de las patas de gallo son absolutamente las mismas que influyen en la aparición de cualquier tipo de línea fina y arruga en cualquier otra parte del rostro: la pérdida de elasticidad y de colágeno, así como el propio movimiento de la piel a consecuencia de las expresiones faciales.

Tal y como te hemos explicado ya en distintos momentos, a medida que vamos envejecimiento, nuestra piel pierde elasticidad (elastina) y también tersura (colágeno), además de incidir otros factores externos como el daño solar y los radicales libres, además de factores internos, como los cambios hormonales.

Respecto a las expresiones faciales, se calcula que, en promedio, tendemos a parpadear entre 15 a 20 veces por minuto, lo que equivale a alrededor de 20.000 veces al día. Esto origina también que los diferentes músculos faciales se arruguen, y tiendan a moverse casi de forma constante.

Lo mismo ocurre con las expresiones faciales: absolutamente todos los movimientos faciales tienden a causar líneas finas (que habitualmente son denominadas como líneas finas de expresión) y arrugas, por lo que las patas de gallo consisten en realidad en todo un conjunto de factores tanto internos como externos, siendo el envejecimiento y las expresiones faciales los más comunes.

Descubre: 5 Mejores contornos de ojos para mujeres de 40 años

Cómo prevenir las patas de gallo

Es evidente que no podemos dejar de parpadear ni dejar de realizar expresiones faciales, aunque sí es posible prevenir la formación de las patas de gallo protegiendo esta área tan delicada de la piel del rostro contra el daño ambiental (no solo contra los rayos UV, sino también contra la propia contaminación ambiental).

En este sentido, es muy interesante -y recomendable- optar por cremas de contornos de ojos que ayudan a proteger la piel de los rayos ultravioleta y los radicales libres presentes en el medio ambiente, de forma que ayudarían a prevenir la formación de las patas de gallo antes de que ocurran (al igual que otros signos propios del envejecimiento cutáneo).

Como opinan muchos especialistas, es clave el mantenimiento y seguimiento de una rutina de cuidado de la piel, lo que significa que se sigue un determinado régimen de belleza con la inclusión de productos específicos para nuestro tipo de piel, y que sean de utilidad a la hora de tratar las necesidades específicas y particulares que esta tenga.

Durante el día, por ejemplo, es conveniente prevenir y proteger, lo que significa que es conveniente buscar algún producto de contorno de ojos que ayude a engrosar y fortalecer la piel de forma efectiva. Es el caso, por ejemplo, del ácido hialurónico, que además de hidratar y humectar intensamente ayuda a rellenar las líneas finas de expresión.

Una crema para los ojos que haya sido diseñada para el tratamiento de problemas específicos de la piel (como ojeras y bolsas bajo los ojos, pérdida de colágeno, arrugas y líneas finas) también puede ser de muchísima ayuda.

Eso sí, debemos tener en cuenta que no es tan aconsejable usar solo una crema hidratante o antiage que haya sido diseñada para la piel del rostro, a menos que el fabricante especifique que se trata, también, de una crema apta para el contorno de los ojos.

Esto es debido a que los distintos productos diseñados para el tratamiento de esta área suelen estar formulados con una textura mucho más delgada, y con una menor de concentración de ingredientes activos, reduciendo por tanto el riesgo de que pueda producirse algún tipo de irritación.

Conoce también: 5 Mejores contornos de ojos para mujeres de 50 años

Cómo eliminar las patas de gallo: tratamientos útiles que pueden ayudar

Rellenos y botox

Hasta hace un tiempo era común que, tradicionalmente, las patas de gallo fueran tratadas con bótox, a partir de la conocida como toxina botulínica. Si bien es cierto que puede ser de utilidad a la hora de rellenar las líneas finas y arrugas y relajar los músculos, hay un problema: no soluciona la falta y la pérdida de colágeno.

De ahí que en los últimos años se hayan desarrollado tratamientos similares que combinan bótox para relajar con suavidad los músculos faciales, y añadir colágeno en la piel mediante inyecciones de relleno dérmico, las cuales tienden a durar alrededor de 6 meses aproximadamente.

Estiramiento de la piel

El estiramiento de la piel es otro de los tratamientos comunes, útiles para tensar la piel. El uso de radiofrecuencia, por ejemplo, puede ser particularmente interesante para el rostro y áreas más pequeñas, al emitir una serie de ondas de radiofrecuencia, o energía térmica, en las capas más profundas de la piel, combinando calentamiento con masaje, aumentando con ello la circulación existente alrededor de los ojos.

Se trata de una opción muy útil a la hora de reducir, suavizar y levantar las patas de gallo, el cual tiende a conseguir resultados ciertamente óptimos después de entre cuatro a seis sesiones.

Lee además: 5 Mejores contornos de ojos para mujeres de 60 años

Microneedling

Se trata de otro de los tratamientos cutáneos más comunes a la hora de luchar contra las líneas finas y arrugas, como por ejemplo podría ser el caso de las patas de gallo. Consiste en un tratamiento a base de microagujas, que generan una lesión cutánea controlada.

Cuando se producen estas pequeñas hemorragias, las plaquetas abandonan los vasos sanguíneos, quedando expuestas al tejido circundante. Debido a ello, se origina una reacción que causa que las plaquetas excreten tanto hormonas como factores de crecimiento, estimulando los fibroblastos y otras células productoras de colágeno.

Gracias a esta acción, la piel comienza a aumentar su producción de colágeno. Como resultado, la piel se vuelve muchísimo más rejuvenecida y elástica.

Contornos de ojos

Las cremas de contornos de ojos pueden ser muy interesantes cuando han sido formuladas con ingredientes activos de calidad y de la máxima concentración, los cuales son particularmente útiles a la hora de reducir líneas finas y arrugas.

Un buen ejemplo lo encontramos en el contorno de ojos antiage de Nezeni Cosmetics, que contiene cobiolift como uno de sus principios activos más interesantes, el cual ha demostrado ser capaz de reducir la profundidad de las arrugas hasta en un 47 por ciento. Se trata concretamente de un agente tensor útil para minimizar las arrugas.

También contiene un maravilloso cocktail de ácido hialurónico, tanto de bajo peso molecular como de alto peso molecular, capaz de brindar una gran humectación e hidratación no solo en el exterior de la piel, sino también en las capas más profundas.

Por tanto, respecto a nuestra guía definitiva para prevenir y eliminar las patas de gallo, no olvides que es esencial mantener la piel del rostro y del área debidamente hidratada y cuidada, con lo que conseguiremos, al menos, prevenir su aparición al máximo.

Conoce también: 5 Mejores contornos para eliminar las ojeras