Facial

Aprende a hacer un contorno de ojos casero

Un contorno de ojos se convierte en un producto indispensable a la hora de tratar algunos de los signos más comunes del envejecimiento, especialmente del envejecimiento prematuro, dado que, como veremos, en esta área del rostro es donde en primer lugar es habitual que se empiecen a formar las primeras líneas finas y arrugas. Y aunque es cierto que existen muchas variedades y opciones disponibles en el mercado, ¿sabías que también es posible aprender a hacer uno en casa? Aprende a hacer un contorno de ojos casero de forma simple y sencilla, utilizando para ello solo ingredientes de origen cien por cien natural. ¿Te animas?

A medida que vamos cumpliendo años, nuestra piel empieza a perder una mayor cantidad de colágeno, elastina y ácido hialurónico.

Aprende a hacer un contorno de ojos casero

Mientras que la elastina es esencial, como su propio nombre indica, para asegurar la máxima elasticidad de la piel (ayudando, por ejemplo, a que recupere su forma original cuando se estira demasiado), el ácido hialurónico es imprescindible para mantenerse debidamente hidratada.

Sin embargo, el colágeno es importantísimo porque es la fibra que ayuda a mantener la estructura de la piel, cuyo descenso en la producción normal origina la formación de las primeras líneas finas, que posteriormente empiezan a convertirse en arrugas más profundas.

Los expertos, como ya te hemos mencionado en diferentes ocasiones, estiman que la producción de colágeno empieza a ralentizarse muy pronto, a partir de los 20 años de edad. Desde entonces, se calcula que su producción se ralentiza en torno a un 1 por ciento.

Aunque es cierto que en un primer momento esta producción no tiende precisamente a afectar a la piel de manera tan incidiosa, a medida que va pasando el tiempo sí puede acabar volviéndose más evidente.

Y el resultado es el que podemos imaginar: de repente, cuando llegamos a cierta edad en la que la falta de colágeno se vuelve muchísimo más evidente y palpable, comenzamos a ver las primeras arrugas.

Lo cierto es que en el contorno de los ojos los primeros signos del envejecimiento, prematuro o no, se notan de forma muy habitual, incluso antes de que empiecen a formarse en otras áreas del rostro.

¿Sabes por qué? Esto es debido a que la pien que encontramos situada en el contorno de los ojos se caracteriza por ser mucho más delgada que la piel que distinguimos en el resto del rostro. De hecho, es extremadamente delgada, sobre todo si la comparamos con el resto de la cara.

Debido a ello, la disminución de colágeno se vuelve muchísimo más prominente y evidente en la delicada piel que rodea los ojos. Y el resultado es el que muchos acabamos temiendo: resulta en la aparición de las primeras líneas finas o arrugas que podemos detectar en el rostro.

Como opinan muchos especialistas, es importantísimo seguir una rutina de cuidado de la piel, ya que nos aseguramos de proporcionarle todo un conjunto de principios activos diferentes con la finalidad de mantenerla debidamente hidratada y nutrida, reparándola y regenerándola al máximo.

Y, como de buen seguro sabrás, no hay nada mejor que una piel debidamente hidratada para prevenir al máximo la formación prematura de líneas finas y arrugas, ya que la piel seca y deshidratada presenta en este sentido una mayor predisposición a sufrirlas.

Por tanto, el seguimiento de un régimen de belleza adecuadamente planificado, utilizando para ello solo productos concebidos según nuestro tipo de piel, es sumamente interesante. Pero nunca puede faltar la aplicación de un contorno de ojos.

Se trata de un producto indispensable en cualquier rutina de cuidado de la piel, independientemente de cuál sea nuestro tipo de piel y, sobre todo, de la edad que tengamos.

No te pierdas: 5 Mejores contornos de ojos para hombres

Cómo hacer un contorno de ojos casero: receta básica

La receta que te proponemos en primer lugar como opción para aprender a hacer un contorno de ojos casero se caracteriza, principalmente, por ser una receta básica, tremendamente fácil de hacer y repleta de beneficios únicos.

Por ejemplo, en su elaboración utilizamos aceite de coco, considerado como uno de los mejores aceites vegetales que existen a la hora de tratar la piel. También usamos vitamina E, un nutriente con reconocida cualidades antioxidantes que ayuda a proteger la piel de la acción de los radicales libres.

Y, por último, también usamos aceite esencial de incienso, no solo como opción a la hora de proporcionar cierto aroma a nuestra receta casera, sino que en esta ocasión es particularmente ideal porque ayuda a rejuvenecer la piel al máximo, eliminando las líneas finas y arrugas.

Ingredientes: ½ taza de aceite de coco orgánico, 8 cápsulas de vitamina E y 5 gotas de aceite esencial de incienso.

Elaboración:

Dado que el aceite de coco se encontrará en estado sólido, debemos proceder a calentarlo ligeramente durante algunos segundos en el microondas, al menos hasta que consigamos que se vuelva más líquido.

En muchos casos bastará con apenas 15 segundos. Aunque, si lo prefieres, también es posible ponerlo en una cacerola pequeña a fuego lento y calentarlo ligeramente al fuego durante algunos minutos, hasta que se derrita.

Una vez derretido, vertemos el aceite licuado en el recipiente donde vamos a guardar nuestra crema casera de contorno de ojos. Con cuidado, debemos hacer agujeros en las cápsulas de vitamina E con la finalidad de extraer el líquido, y procedemos a exprimirlas vertiéndolas en el recipiente, mientras continuamos revolviendo.

¿Cómo hacer el agujero en las cápsulas? Muy sencillo. Si lo deseas, puedes utilizar simplemente una aguja previamente limpia de costura, ya que será suficiente para hacer el agujero pequeño necesario para extraer el líquido.

Ahora es el momento de añadir el aceite esencial de incienso. Simplemente lo añadimos y volvemos a mezclar de nuevo, hasta que los tres ingredientes (el aceite de coco, el aceite de vitamina E y el aceite esencial de incienso) se combinen entre sí formando un único producto.

Tapamos el recipiente y reservamos en la nevera durante al menos una hora, hasta conseguir que el líquido se vuelva sólido. Una vez adquiera esta consistencia, si lo deseas, no será necesario mantenerlo refrigerado.

Descubre: 5 Mejores contornos de ojos para mujeres de 40 años

Cómo usar nuestro contorno de ojos casero

Lo cierto es que el uso (y aplicación) de nuestro contorno de ojos casero no se diferencia en absoluto de cualquier contorno de ojos que podamos adquirir en cualquier tienda de belleza.

Es decir, es conveniente integrarlo en nuestra rutina de cuidado de la piel, lo que significa que debemos aplicarlo en último lugar, después de la aplicación de nuestra crema hidratante.

Esto significa que es necesario primero utilizar un limpiador, un exfoliante (si toca), un tónico, un sérum facial (si lo utilizas), la crema hidratante y, justo en este momento, es conveniente aplicarse nuestro contorno de ojos casero.

Eso sí, es cierto que hay personas que optan por aplicarlo antes de la crema hidratante, pero siempre después del limpiador y el tónico, mientras que otras prefieren hacerlo como último paso.

La realidad es que poco importa, siempre y cuando dejemos que el producto se absorba bien, y lo aplicamos correctamente.

A la hora de aplicarlo, debes ponerte una pequeña cantidad del contorno de ojos casero entre los dedos con la finalidad de calentar ligeramente el aceite de coco, y aplicártelo con suavidad tanto debajo de los ojos como alrededor (incidiendo especialmente donde se forman las tradicionales patas de gallo).

Y lo aplicamos siempre en forma de masaje suave, dejando que la piel lo absorba con delicadeza. Recuerda, eso sí, que no es conveniente ni aconsejable presionar ni friccionar demasiado la piel, puesto que solo conseguiríamos aumentar el riesgo de formación de líneas finas y arrugas.

Respecto a los momentos en que podemos aplicarlo, lo cierto es que esta receta es tan versátil que lo puedes aplicar tanto por la mañana como por la noche. De esta manera, conseguirás disfrutar al máximo de todas sus cualidades hidratantes.

No obstante, en caso de que desees añadirlo a tu rutina de cuidado de la piel matutina, simplemente debes dejar entre 10 a 15 minutos para que pueda penetrar perfectamente en la piel, sobre todo antes de proceder a maquillarte.

Es más, sabías que esta receta ¿es también útil como desmaquillador de ojos? Esto es debido a la presencia del aceite de coco en su formulación, que consigue arrastrar toda la suciedad, de forma simple y sencilla.

Conoce también: 5 Mejores contornos de ojos para mujeres de 50 años

Contorno de ojos casero de manteca de karité

Por último, te proponemos otra receta sencilla y muy fácil de hacer, en la que, en esta ocasión, optamos por usar manteca de karité.

Ingredientes: 2 cucharadas de manteca de karité, 1 cucharada de aceite de coco, 1 cucharadita de cera de abejas, ½ cucharadita de aceite de rosa mosqueta, 4 gotas de aceite esencial de incienso.

Elaboración:

En primer lugar llenamos hasta la mitad una cacerola con agua y la colocamos al fuego. Mientras se calienta, en un frasco de vidrio combinamos la manteca de karité, la cera de abejas y el aceite de coco.

Colocamos el recipiente de vidrio en la cacerola con agua, y dejamos que hierva a fuego lento para derretir todos los ingredientes. Mezclamos bien, y vertemos en un frasco de vidrio pequeño.

Para terminar, cuando se haya enfriado ligeramente, añadimos el aceite esencial de incienso, volvemos a mezclar, y reservamos.

Ahora que has aprendido a hacer un contorno de ojos casero, ¿te animas a elaborarlo fácilmente en casa?

Lee además: 5 Mejores contornos de ojos para mujeres de 60 años