Corporal

¿Descamación? Trata tu piel con los mejores productos

tratar descamacion piel

De todas las posibles extrañas condiciones cutáneas que te pueden salir, la descamación de la piel es una de las más desconcertantes e incómodas.

Nos ha pasado a todas, has descuidado la hidratación unos días y tu piel empieza a cuartearse, o te has pasado el día al sol y a la mañana siguiente empiezas a ver las consecuencias: descamación y parches secos por doquier.

Puede incluso que tu dermis sea especialmente sensible y muchos de los cosméticos que te pones te provoquen este problema, por no hablar de la psoriasis, el eccema o la dermatitis.

El caso es que cuando la capa superior de la piel se descama o se desprende, no es algo agradable de ver, ni de que otros vean. Por suerte, es una condición que se puede prevenir y tratar.

Manejar eficazmente la descamación de la piel es solo una cuestión de averiguar cuál es la causa que lo origina, y empezar a darle a tu dermis el cuidado que se merece con los productos adecuados.

Al final, cualquier esfuerzo merecerá la pena para conseguir una piel en la que te sientas a gusto.

Qué provoca la descamación de la piel, y cómo tratarla

Te voy a ser sincera, no son pocas las causas y afecciones que potencialmente pueden causar descamación de la piel de la cara y el cuerpo; así que toma nota, hay una solución efectiva que puedes poner en práctica en cada caso.

Quemadura solar

Una de las apariciones más habituales es tras una quemadura solar. Cualquiera que vuelva a casa de la playa con los hombros sensibles, enrojecidos y ardiendo sabe que la descamación pronto se dejará ver.

Es normal, nuestro cuerpo está tratando de repararse a sí mismo. Las células cutáneas de nuestra capa superior se han dañado y en vez de mantenerse unidas, comienzan a perder su «pegamento» y a desprenderse. Y este desprendimiento lo notamos en forma de descamación.

Si este es tu caso, lo que no debes hacer nunca es pelar o rascar la piel que se está desprendiendo, ya que podemos hacerla más vulnerable a los microorganismos.

En su lugar, ayúdala a recuperarse lo más pronto posible aplicándote compresas frías, gel de aloe vera y un buen aceite corporal que pueda calmar, reduce la inflamación y reponer todos los lípidos perdidos.

Una recomendación: La mejor selección de aceites corporales

Todo esto te ayudará a reducir la incomodidad de la quemadura solar, y a reducir la apariencia de la descamación.

Y una vez que desaparezca el picor, el enrojecimiento y el ardor, sigue usando el aceite una temporada para regenerar y que no te quede ninguna marca.

hidratar descamacion piel

Piel seca

La piel de algunas personas tiende de forma natural a la sequedad. Pero la realidad es que este problema le puede pasar a cualquiera.

Por ambientes con baja humedad, por jabones fuertes o por duchas muy calientes; estos factores pueden despojar fácilmente a la dermis de su humedad natural, lo que lleva a una barrera cutánea dañada.

Y cuando esa barrera no está intacta, deja que se escapen cosas como el agua y otros nutrientes, y la piel se secará más.

Esto causa síntomas como una sensación de tirantez, picazón, grietas y una propensión a que la epidermis comience a descamarse y desprenderse.

Por lo tanto, tratar la piel seca se reduce a tratar de reparar la barrera de la piel y reponer su humedad.

Y para ello, nada mejor que aplicarse un humectante espeso o un aceite nutritivo en cualquier lugar donde presentes sequedad, y volver a aplicarlo después de cada vez que te laves esa parte del cuerpo.

Descubre: ¿Cómo hacer un aceite corporal casero?

De lo contrario, simplemente estás dejando escapar tus aceites naturales, lo que provoca irritación, pequeñas roturas en la piel e inflamación.

Un consejo: Puedes hacer que tu humectante sea más efectivo usándolo directamente después de la ducha o baño, sobre la piel húmeda, para sellar esa humedad y rehidratarla.

También puedes exfoliarte regularmente, usar un humidificador, tomar duchas tibias (en lugar de calientes) y utilizar limpiadores suaves para mantener a raya la sequedad.

Incluso algo tan simple como usar guantes durante el invierno puede proteger tus manos contra los elementos ambientales secos.

No te pierdas: 7 pasos que toda rutina de cuidado corporal debe incluir

Eczema

Cuando un parche de piel descamada pica, está extremadamente seco, enrojecido e inflamado, muy bien podría deberse a un eccema, una afección crónica en la que la barrera cutánea no protege lo suficiente contra las bacterias y los irritantes.

El eccema se puede confundir fácilmente con la tez seca normal porque da una apariencia similar y tiende a ocurrir con más frecuencia en el invierno.

Pero el eccema generalmente tiene desencadenantes específicos (como alérgenos) y es probable que requiera un tratamiento adicional.

Al igual que con la piel seca, la hidratación con un aceite o crema es un paso preventivo muy importante cuando se tiene eccema. Asegúrate de utilizarlo todos los días, mañana y noche.

Pero también deberás asegurarte de mantener la zona bien limpia, evitar los irritantes (como limpiadores fuertes y fragancias) y mantenerte alejado de los alérgenos conocidos.

Pero cuando tengas un brote, debes ponerte en contacto con tu dermatólogo. En estos casos se suelen recetar cremas o ungüentos con esteroides que pueden ayudar a calmar la inflamación.

Aceite corporal: mi secreto para cuidar mi piel

Dermatitis de contacto

Se produce cuando la piel tiene una reacción negativa a algo del medio ambiente, tanto por un contacto directo con algo a lo que se es alérgico (hiedra venenosa, níquel o ciertos ingredientes cosméticos), como algo que daña la barrera protectora de la piel hasta el punto de causar una erupción (como alcohol, fertilizantes, o lavarse las manos a menudo.

Puede ser complicado diferenciar entre dermatitis de contacto y eccema, ya que ambos causan síntomas similares y las personas con eccema son propensas a desarrollar dermatitis de contacto.

La diferencia clave es que la dermatitis de contacto generalmente no mejora con los tratamientos habituales para el eccema, como la hidratación.

Con eso en mente, la mejor manera de prevenir la dermatitis de contacto es identificar y evitar los desencadenantes (que pueden incluir factores como el clima, irritantes y alérgenos). Eso puede requerir prueba y error, pero tu dermatólogo te puede ayudar.

Si estás en medio de un brote, un esteroide tópico te puede ayudar a mitigar la inflamación. Mientras tanto, es importante mantener la dermis hidratada y usar productos hipoalergénicos.

Psoriasis descamacion piel

Psoriasis

Es una condición en la que nuestro cuerpo comienza a atacar sus propias células cutáneas y eso hace que la renovación de la piel se acelere.

En lugar de tardar 28 días en desprenderse, la renovación total apenas lleva cuatro días. Estas células se desprenden mucho más fácilmente debido a la enfermedad subyacente, y es por eso que las personas con psoriasis desarrollan mucha descamación.

La forma más común de psoriasis se presenta como parches de piel engrosada enrojecidos, secos y con picazón llamados placas.

Debido a que esta piel es más gruesa que los parches de eccema, por ejemplo, técnicamente es más probable que se descame que que se pele.

Es una afección compleja de comprender y controlar, y el tratamiento adecuado depende del tipo y la gravedad de los síntomas.

Se recomienda el uso de medicamentos tópicos, fototerapia o una combinación de opciones. Pero es igualmente importante evitar cosas que podrían causar un brote en primer lugar, que pueden incluir traumatismos o lesiones en la piel, infecciones y estrés.

Pie de atleta

Esta infección por hongos ocurre cuando el hongo «crea un hogar» en las capas superiores de la piel, y empieza a secretar enzimas que descomponen esa capa. El resultado es un sarpullido rojo, escamoso y descamado.

Las áreas del cuerpo húmedas y cálidas tienden a atraer hongos, por lo que tus pies después de un entrenamiento (de ahí pie de atleta) crean un ambiente ideal.

Es importante tratar el pie de atleta con relativa rapidez porque, si lo dejas, la piel podría dañarse hasta el punto de que se infecte.

Lo más recomendable es aplicar una crema o polvo antimicótico. Y cambiarse los calcetines con regularidad tampoco te hará daño.

Todos estos métodos te ayudarán a acabar con la descamación de tu piel eficazmente.