Facial

Cómo hidratar la piel

Cómo hidratar la piel

Tal y como coinciden en señalar tanto dermatólogos como expertos en belleza, independientemente de que sigamos o no una rutina de cuidado de la piel (algo fundamental cuando queremos mantenerla joven, debidamente cuidada, nutrida y saludable), el uso de un producto hidratante es siempre fundamental, ya que cualquier tipo de piel necesita siempre hidratación. Y esto significa usar, cada día, un producto que contenga una fórmula hidratante y humectante. Pero, ¿cómo hidratar la piel de forma correcta para evitar desperdiciar producto y, sobre todo, aprovecharnos al máximo de nuestro régimen de cuidado de la piel? Te explicamos todo lo que necesitas saber.

Es posible que muchas personas tiendan a pensar que la hidratación únicamente es necesaria para quienes tienen la piel seca, reseca o deshidratada. Pero, como te hemos explicado ya en una amplia variedad de momentos, la hidratación es imprescindible y fundamental para cualquier tipo de piel.

Cómo hidratar la piel

Nuestro cuerpo necesita hidratarse, y no solo por dentro, sino también por fuera. De hecho, de la misma manera que bebemos agua y cualquier otro líquido con la intención de hidratar nuestro organismo (sobre todo en aquellos momentos en los que tenemos sed), nuestra piel también necesita hidratarse cada día.

Y es que, si no la hidratamos debidamente, el resultado puede ser la aparición de síntomas y molestias relacionadas tanto con la propia sequedad en sí como con la deshidratación. Y el problema es todavía mayor a medida que vamos cumpliendo años, puesto que una piel deshidratada y seca cuenta con una mayor predisposición para la formación de líneas y arrugas.

Descubre: Mejores cremas hidratantes para pieles grasas

Qué producto usar a la hora de hidratar nuestra piel

Antes de descubrir qué producto necesitamos a la hora de hidratar nuestra piel, es necesario diferenciar entre un humectante y un hidratante, puesto que originalmente son productos distintos, aunque su finalidad es ligeramente similar.

Un humectante, por ejemplo, consiste en un producto elaborado a base de aceite, incluyendo agentes oclusivos (como cualquier aceite mineral o la vaselina) y determinados emolientes, como los aceites vegetales, que actúan generando una barrera en la superficie de la piel con la finalidad de prevenir y evitar la pérdida de agua (es decir, de humedad).

Sus cualidades no quedan aquí, puesto que los humectantes son también de utilidad a la hora de conseguir que la piel se sienta menos seca y, sobre todo, muchísimo más suave.

Sin embargo, un hidratante consiste en un producto que contiene una serie de ingredientes activos capaces de absorber la humedad y el agua presente en el ambiente o en la piel, además de mantenerla en su lugar (por ejemplo, es el caso de aquellas cremas hidratantes que contienen glicerina vegetal o ácido hialurónico).

Por tanto, aún cuando el objetivo del humectante y del hidratante es el mismo (esto es, hidratar la piel, manteniéndola debidamente hidratada y humectada), la elección de uno u otro dependerá directamente de nuestro tipo de piel.

Qué producto hidratante usar si tenemos la piel seca

Como te hemos explicado, antes de poder ofrecerte los pasos a seguir a la hora de hidratar tu piel diariamente es conveniente prestar atención a qué tipo de piel tenemos, puesto que esto incidirá necesariamente en el producto, hidratante o humectante, que tengamos que usar, teniendo en cuenta no solo su fórmula, sino su textura y consistencia.

En caso de que tengamos la piel seca, la mayoría de expertos caonsejan el uso de una crema hidratante más espesa, útil para generar un sello protector en la superficie de la piel (epidermis), consiguiendo con ello retener la humedad al máximo.

En estos casos, optar por una crema hidratante emoliente y espesa será de bastante ayuda a la hora de evitar que la humedad -o el agua- salgan de la piel. Además, con una fórmula adecuada (basada en la inclusión de ingredientes activos nutritivos, y no solo hidratantes), conseguiremos brindar a la piel los nutrientes que tanto necesita en todo momento.

Entre los ingredientes más útiles y recomendados, podemos mencionar la mayoría de aceites vegetales (entre los que se encuentran el aceite de coco, el aceite de almendras dulces o el aceite de jojoba), y la vaselina.

Conoce: Mejores cremas hidratantes para pieles mixtas

Qué producto hidratante usar si tenemos la piel grasa

Aunque suele pensarse lo contrario, la realidad es que una piel grasa también necesita hidratarse cada día. Es más, ¿sabías que una piel grasa deshidratada puede acabar produciendo todavía más cantidad de grasa?

Lo común es que quienes tienen la piel grasa tiendan a tener, a su vez, comprometida la función de barrera cutánea, por lo que la piel no es del todo capaz de retener la humedad como en realidad debería. A su vez, esa pérdida de humedad origina una mayor deshidratació, y con ello una mayor producción de grasa.

¿Lo mejor? Optar por productos no comedogénicos a base de agua, que tienden a ser mucho más livianos y ligeros y que, además, no tenderán a obstruir los poros.

Conoce además: Cómo hacer una crema hidratante casera

Cuáles son los mejores ingredientes hidratantes

Aunque ya te hemos mencionado algunos de ellos en el apartado anterior, cuando queremos saber cómo hidratar la piel de forma completa y efectiva se hace recomendable y necesario pararnos por un instante en descubrir cuáles serían los mejores ingredientes hidratantes. O, lo que es lo mismo, qué ingredientes deberíamos buscar en la crema hidratante que estemos usando.

No hay duda que el ácido hialurónico se convierte en uno de los ingredientes activos más interesantes en este sentido, gracias a su capacidad para mejorar al máximo la hidratación de la piel y favorecer una mejor elasticidad. Sus cualidades se deben a que retiene y atrae la humedad presente en el ambiente, con la finalidad de reponerla en la piel.

La glicerina es otro de los ingredientes útiles en este sentido, siendo especialmente adecuado a la hora de reducir la sensación de picazón y de sequedad, gracias a que actúa como un agente humectante útil para atraer la humedad del ambiente a la vez que sella la piel para evitar la pérdida de agua.

Las ceramidas son útiles para reparar la barrera de la piel, ayudando a reducir la pérdida de agua a la vez que retienen la humedad. Y el pantenol sería de mucha ayuda para prevenir la pérdida de agua transepidérmica.

Por último, también existen otros tres ingredientes activos que, si es posible, no deberían faltar nunca. Es el caso de la vitamina C y la vitamina E, ambos de reconocida acción antioxidante que, además, ayudan a hidratar y estimular la producción de nuevo colágeno. Y el áloe vera, que también calma y suaviza la piel.

No te pierdas: Mejores cremas hidratantes para hombre

Hidratando nuestra piel paso a paso: guía útil

A la hora de hidratar la piel es imprescindible intentar mantener cada día una rutina de cuidado de la piel adecuada, ya que es la mejor forma de asegurarnos de que estamos proporcionando a nuestra piel aquellos productos útiles para su mantenimiento, salud y cuidado.

El primer paso de cualquier rutina consiste en el uso de un limpiador suave, el cual deberemos de aplicarlo siempre antes de cualquier producto hidratante. Puedes optar, por ejemplo, por el agua micelar, por un limpiador más profundo, o combinar la conocida como doble limpieza facial.

Sea como fuere, la limpieza de la piel como primer paso de la rutina es siempre importantísimo, puesto que estamos retirando de la piel todas las impurezas, el exceso de grasa, la suciedad y las células muertas que pueden acabar obstruyendo los poros; y lo que es aún peor, impedir que el resto de productos actúen como es debido.

Luego, le llega el turno al tónico facial, que consiste en otro producto indispensable repleto de ingredientes activos, el cual refuerza las cualidades del limpiador, a la vez que continúa preparando la piel para la llegada de la crema hidratante.

Después del tónico facial le llega el turno al sérum, aunque es verdad que los expertos indican que no se trata de un producto tan indispensable (pero, nuevamente, te recomendamos su uso si es posible, ya que estarás proporcionando a tu piel una fórmula repleta de ingredientes activos altamente concentrados, con los beneficios que ello supone).

Es más, puede ser sumamente aconsejable incluso optar por un sérum hidratante, lo que, si bien es cierto que no puede ni debe ununca sustituir a la crema hidratante, sí proporcionará excelentes beneficios, llevando las cosas a un nivel superior.

Y, finalmente, llegamos al turno del hidratante: los expertos aconsejan y recomienda siempre aplicar la crema hidratante con la piel húmeda, lo que ayudará positivamente a la hora de ayudar en la retención de la hidratación (efectivamente, de la misma manera que lo harías, por ejemplo, con el aceite o la loción corporal en la ducha cuando te lo aplicas a lo largo de todo el cuerpo).

Es conveniente no excedernos en la cantidad, ya que en muchos casos con una fina capa bastará. Aplicaremos nuestra crema a lo largo de toda la piel del rostro, mediante un suave masaje.

Y si buscas un producto útil para completar tu rutina acerca de cómo hidratar la piel completamente, te proponemos la crema facial hidratante de áloe vera de Nezeni Cosmetics, una de las mejores existentes en el mercado en estos momentos.

No te vayas sin leer: Mejores cremas hidratantes para la cara