Facial

Aceite de coco para las arrugas ¿Funciona?

Aceite de coco para las arrugas

El aceite de coco  ha conseguido convertirse en uno de los aceites vegetales más populares que existen a la hora de cuidar la piel, de manera que es normal encontrarlo siempre en la mayoría de rutinas de cuidado de la piel, por su increíble riqueza nutritiva y sus diferentes beneficios. Pero, ¿es verdad que es útil el aceite de coco para las arrugas? ¿Se trata originalmente de una versión adecuada y efectiva?

Lo cierto es que el aceite de coco consiste en un aceite de origen vegetal que se elabora a partir de la pulpa de los cocos. En las tiendas, por ejemplo, es posible encontrarlo virgen o refinado. Evidentemente, el aceite de coco virgen se encuentra muchísimo menos procesado que la versión refinada, de ahí que sea siempre una opción más interesante y nutritiva.

Aceite de coco para las arrugas

Aunque es verdad que uno de sus principales usos lo encontramos sobre todo en la cocina, por su increíble riqueza nutritiva y su elevado contenido en grasas, lo cierto es que es también ese contenido nutritivo el que hace que también haya conseguido convertirse en una opción sumamente interesante para el cuidado de la piel.

Por ejemplo, se convierte en una opción excelente como mascarilla capilar, al agregar un auténtico impulso de humedad, o incluso a la hora de alisar un poco el cabello seco con la finalidad de controlar ese incómodo y molesto frizz. Sin embargo, en la piel es donde ofrece una serie de beneficios tan únicos como interesantes.

Y todo ello debido a su acción humectante, actuando incluso no solo como un potente humectante facial, sino también corporal, de manera que es tremendamente habitual su utilización como humectante de la piel de todo el cuerpo en la ducha, después del baño. O como bálsamo labial, gracias no solo a sus cualidades humectantes, sino a que es capaz de generar una especie de película protectora útil para sellar los labios de la sequedad y el frío.

En lo que se refiere a su uso sobre las arrugas, debemos tener en cuenta que las arrugas no son más que el resultado, inevitable, del paso del tiempo. A lo que se le deben unir las conocidas como líneas de expresión, que se forman como consecuencia de gestos y expresiones faciales tan comunes como repetitivas.

Se pueden formar en cualquier parte del rostro, aunque es cierto que existen determinadas áreas donde es mucho más común. Es lo que sucede, por ejemplo, con los surcos de la frente, alrededor del delicado contorno de los ojos o alrededor de la boca (en esta área, de hecho, es común conocerlas bajo el nombre de código de barras).

De hecho, el aceite de coco ha pasado a convertirse en un remedio casero antiarrugas bastante popular en los últimos años, llegando a destacar como una opción económica y muy simple, pero sobre el que, al menos por el momento, no existe mucha investigación al respecto.

No te pierdas: Las 5 mejores cremas antiarrugas -¿Qué cosmético antiedad elegir?

¿Puede el aceite de coco ayudar a eliminar arrugas?

Después de que el aceite de coco haya pasado a convertirse en un producto natural muy popular en el sector de la belleza, es normal que hayan ido surgiendo diferentes estudios científicos con la finalidad de indagar y descubrir cuáles de sus supuestas propiedades serían verdaderamente ciertas y efectivas.

Por ejemplo, se ha encontrado que el aceite de coco podría ser de más utilidad a la hora de tratar la dermatitis, en comparación con otros tipos de aceites, al disminuir el tiempo de curación de las heridas. Y los investigadores atribuyeron esta cualidad al aumento de los distintos componentes de colágeno naturalmente presentes en el aceite de coco.

Debemos tener en cuenta que el colágeno es esencial a la hora de mantener la estructura normal de la piel, al igual que es esencial para generar elasticidad. De ahí que a medida que su producción normal se ralentiza a partir de los 20 años de edad, es tremendamente habitual que empiecen a formarse arrugas y líneas finas, sobre todo cuando su producción se detiene (algo que suele ocurrir habitualmente a partir de la década de los 40 años de edad).

En este sentido, se ha encontrado que el aceite de coco puede proporcionar algunos beneficios útiles para la formación de colágeno, por lo que podría ser una opción útil a la hora de mejorar la síntesis y la producción de colágeno por parte de la piel, y conseguir disminuir con ello las arrugas y las líneas de expresión. Aunque es evidente que, al menos por el momento, todavía se necesita una mayor investigación al respecto.

Descubre: Las 5 Mejores cremas antiarrugas para hombres

Cómo usar el aceite de coco para las arrugas

En lo que al tratamiento de las arrugas se refiere, el aceite de coco puede ser utilizado de forma simple, fácil y sencilla de la misma manera que lo haríamos como un sérum facial. Esto significa que es posible aplicarlo sobre el rostro de una a dos veces al día, al menos hasta que se observe cierta mejora en la profundidad y extensión tanto de las arrugas en sí como de las líneas de expresión.

Así, una de las opciones más simples consiste básicamente en utilizar una pequeña cantidad del aceite de coco y aplicarlo de forma uniforme sobre la piel del rostro, incidiendo especialmente sobre las áreas donde se han formado más arrugas o líneas finas de expresión. Eso sí, antes de hacerlo es conveniente haber limpiado bien la piel, con la finalidad de que el aceite en sí pueda actuar mejor.

Lee más: Las 5 Mejores cremas reafirmantes faciales

A la hora de aplicarlo, es conveniente hacerlo en forma de suaves masajes, hasta su completa y total absorción. No obstante, si tienes dudas sobre cómo hacerlo, a continuación te proporcionamos los pasos que debes seguir para ello:

  1. Comenzaremos limpiándonos la piel del rostro, enjuagándolas con agua fría y / o mediante el uso de un limpiador profundo. Luego, nos secamos la piel del rostro mediante suaves palmaditas (recuerda, sin arrastrar o presionar mucho, para evitar irritar o dañar la piel).
  2. Dado que es posible que el aceite de coco se encuentre en estado sólido, es conveniente introducirlo en el microondas durante unos pocos segundos, el suficiente como para calentarlo ligeramente y que se vuelva líquido.
  3. Ahora, toma unas gotas del aceite de coco con la punta y de los dedos, y aplícalo con suavidad sobre la piel tanto del rostro como del cuello. Recuerda masajear con movimientos circulares durante algunos minutos, hasta su completa absorción.
  4. Es conveniente dejar que el aceite actúe durante toda la noche, por lo que una de las mejores opciones es aplicarlo siempre en la rutina de cuidado de la piel nocturna.

Como te hemos explicado en un apartado anterior, puedes hacer esto dos veces al día, preferiblemente tanto en la rutina de cuidado de la piel matutina, como en la rutina de cuidado de la piel nocturna. Eso sí, en caso de que no desees aplicarte tanta cantidad, o tantas veces al día, es mejor hacerlo siempre antes de irnos a dormir, para dejar que el aceite de coco actúe de forma activa e intensa mientras descansamos.

Aceite de coco

No obstante, no todos los tipos de piel pueden disfrutar de los supuestos beneficios antiarrugas proporcionados por el aceite de coco. ¿Sabes por qué? Esto es debido a que el aceite de coco se caracteriza por ser un aceite comedogénico, lo que significa que puede llegar a obstruir los poros, por lo que el riesgo de formación de brotes de acné se incrementa muchísimo.

Lee además: Las 5 Mejores cremas antiarrugas recomendadas por dermatólogos

Debido a ello, no es una opción recomendada para pieles mixtas o grasas, donde la sobreproducción de aceite o sebo es ya bastante elevada.

En cualquier caso, si verdaderamente deseas acabar con las líneas finas y las arrugas de raíz, no hay duda que siempre la mejor opción es escoger un tratamiento antiarrugas que sea realmente efectivo, y que proporcione ingredientes activos que sí hayan demostrado ser eficaces en este sentido.

Un buen ejemplo lo encontramos en la crema antiage intensiva desarrollada y fabricada por Nezeni Cosmetics, que se convierte en un poderoso tratamiento antiarrugas elaborado con ingredientes cien por cien naturales, entre los que destacan la presencia de dos agentes activos únicos responsables de que esta crema sea capaz de reducir la profundidad de las arrugas del rostro hasta en un 55 por ciento: el cobiolift y el TEN’S UP.

Por otro lado, no olvides también que es esencial mantener una rutina de cuidado de la piel regular, lo que ayudará de forma positiva a la hora de disminuir al máximo el riesgo de aparición de líneas de expresión y arrugas, dado que conseguiremos disfrutar de una piel más nutrida e hidratada.

Y como ya te hemos indicado en distintos momentos, no hay nada peor para la formación de arrugas que tener una piel habitualmente seca y deshidratada, por lo que es imprescindible mantener la piel debidamente hidratada y humectada.

Y, al menos, el aceite de coco para las arrugas también es ideal para conseguirlo fácilmente, mediante un uso regular, simple y sencillo, destacando en cualquier caso como un ingrediente natural único.