Corporal

Arrugas en el escote: Cómo prevenirlas y eliminarlas

Arrugas en el escote

Cuando pensamos en arrugas es común que las primeras que nos vengan a la cabeza sean las que se forman en el rostro, debido principalmente a que es una de las áreas más visibles, y que comúnmente más se tiende a ver afectada por el paso del tiempo. Pero, ¿sabías que las arrugas en el escote son también muy habituales?

Esto es debido, como veremos, a que suele ser un área habitualmente expuesta al sol. Y cuyo cuidado, dicho sea de paso, suele olvidarse en muchas ocasiones, de manera que la aplicación de un protector solar no tiende a ser común, incluso en aquellos momentos en los que no se vaya a tomar el sol, pero sí se sale a la calle.

Arrugas en el escote

Aunque no lo creas, la realidad es que la piel que encontramos situada justo debajo del cuello puede igualmente revelar la edad, e incluso el historial de cuidado de la piel de una mujer, con la misma facilidad que ocurre con la piel del rostro o incluso de las manos.

Las conocidas como arrugas del escote consisten en pliegues verticales profundos cuyas causas suelen ser ligeramente diferentes a las que originan la formación de las arrugas en la piel del rostro.

Por ejemplo, es habitual que se formen como consecuencia de las horas que las mujeres se pasan durmiendo de lado, donde la gravedad tiende a obligar a la parte superior del pecho a doblarse más allá de la línea media del cuerpo, mucho más de lo que en realidad debería.

No te pierdas: Las 5 mejores cremas antiarrugas -¿Qué cosmético antiedad elegir?

Además, también existen otras causas que pueden influir en su aparición. A saber: el uso de sujetadores deportivos y push-up, los cuales pueden apretar los senos, incluso en ocasiones de forma más o menos excesiva, y que pueden ser utilizados habitualmente durante horas.

Finalmente, nos encontramos con el colágeno, la fibra esencial para el mantenimiento de la estructura normal de la piel. De hecho, a partir de los 20 años de edad lo más habitual es que su producción se empiece a ralentizar en torno a un 1 por ciento cada año, de manera que, a partir de la década de los 40 años, lo más común es que deje de producirse por completo.

Así, una vez que esta fibra tan esencial acabe descomponiéndose no solo fruto de la edad, sino como consecuencia de la exposición del sol, las arrugas en el escote tienden a aparecer de la misma manera que ocurre con la piel del rostro. Y, a diferencia de lo que opinan algunos medios, no es cierto que las arrugas en el escote tengan que ver con el tamaño de los senos.

Es más, como opinan muchos dermatólogos, incluso las mujeres jóvenes con senos en forma de copa A pueden acabar notando igualmente pliegues y arrugas en los senos. Y esto es debido a que uno de los factores más importantes es la cantidad de grasa subcutánea presente en el área del pecho.

De ahí que las mujeres delgadas suelan ser más propensas a la aparición de arrugas del escote, debido principalmente a que no presentan un buen soporte estructural. No en vano, aunque a menudo esta zona del cuerpo, especialmente en la mujer, juega un papel secundario, el escote tiende a encontrarse entre las primeras partes del cuerpo que muestran signos del envejecimiento.

Lee además: Las 5 Mejores cremas antiarrugas recomendadas por dermatólogos

Cómo prevenir las arrugas en el escote

En caso de que todavía no hayan aparecido las primeras líneas finas y arrugas en el área del escote, enhorabuena. Eso sí, nunca es tarde para hacer todo lo posible a la hora de evitarlas y prevenirlas al máximo, lo que requiere llevar a cabo, cada día, una rutina de cuidado de la piel que favorezca no solo una adecuada hidratación y humectación (lo que permitirá que la piel de esta área responda mejor al paso del tiempo), sino también de protección.

De hecho, lo que muchas personas se olvidan cada vez que salen a la calle, incluso aunque sí recuerden aplicarse un protector solar en la piel del rostro, es aplicarse también este tipo de producto en la zona del escote. Y no saben que, en realidad, esta área se caracteriza por ser igual de sensible que la piel de la cara.

En esta zona las quemaduras solares son también comunes. Por tanto, cuando aparecen, el colágeno y la elastina se degradan hasta un punto que podríamos llegar a considerar como de no retorno, de manera que esa área, al final, acabará volviéndose más sensible, y lo hará sobre todo para el resto de la vida.

Por tanto, en el área del escote y de los senos el uso de un protector solar es, cuando menos, fundamental, a la par que imprescindible. ¿Lo mejor? Optar por un bloqueador solar de amplio espectro, que puedas utilizar cada día (especialmente aquellos días que vayas a salir a la calle).

Conoce además: El mejor rellenador de arrugas del mercado

Si tienes alguna crema hidratante especialmente concebida para el cuidado de los pezones, lo cierto es que se convierte también en una opción maravillosa para el área del escote. Como vemos, no es necesario ni imprescindible optar por una crema elegante o muy cara, de las mismas que se utilizan para la piel del rostro o del cuello. Al contrario, bastará con usar una crema sencilla pero nutritiva.

Eso sí, a diferencia de lo que posiblemente puedas llegar a pensar en un primer momento, lo cierto es que cada vez que lleves a cabo tu ciclo de rutina habitual con limpiador, tónico y la aplicación final de un humectante, lo más adecuado es aplicarlo también sobre el área del escote.

Como ya te hemos mencionado en algún que otro momento, la postura que habitualmente utiliza una mujer a la hora de dormir también podría influir en la formación de arrugas en esta área. Así, dormir de lado tiende a hacer que la piel del pecho se arrugue, y es algo que puede ocurrir tanto a mujeres con los senos pequeños como quienes tienen senos grandes (aunque en este último caso el riesgo tiende a ser mayor).

En este sentido, los expertos aconsejan dormir siempre boca abajo (o, al menos, intentarlo la mayor parte del tiempo posible), así como hidratar la piel del pecho de forma intensa con una buena crema humectante, especialmente antes de irse a la cama a dormir.

Por otro lado, dado que los sujetadores deportivos pueden igualmente influir en la aparición de las arrugas en el escote, lo ideal es usarlos únicamente para el gimnasio o para cuando se vaya a practicar deporte. Esto es debido a que este tipo de sujetadores tienden a apretar el pecho en exceso, de manera que pueden causar arrugas en la zona central.

Lee más: Las 5 Mejores cremas reafirmantes faciales

Cómo eliminar las arrugas en el escote

Opta por una crema antiarrugas

Como vemos, la piel situada en el área del escote se caracteriza por ser igual de sensible que la piel del rostro, por lo que nunca deberías descuidarla. Y esto significa básicamente aplicar en ella prácticamente la misma rutina de cuidado de la piel que se lleva a cabo en la cara.

Cómo eliminar las arrugas en el escote

Esto se traduce en la importancia de utilizar una crema antiarrugas, puesto que la piel del escote presenta las mismas necesidades que la piel que encontramos en el cuello o en el rostro. Y, de entre las mejores opciones, no hay duda que la crema antiage intensiva desarrollada por Nezeni Cosmetics pasa a convertirse en la más interesante.

¿Sabes por qué? No solo porque ha sido elaborada con ingredientes cien por cien naturales, sino porque dos de ellos son ideales en la reducción de las arrugas, siendo capaces de reducir la profundidad de las arrugas hasta en un 55 por ciento (el cobiolift y el TEN’S UP).

Aprende más: Las 5 Mejores cremas antiarrugas de cosmetica natural

Retinoles

El retinol es un derivado de la vitamina A, comúnmente utilizado como exfoliante sobre la piel del rostro. Lo cierto es que también podría proporcionar los mismos beneficios pero en la piel del escote, renovando la piel desde dentro hacia afuera gracias a que es capaz de estimular la regeneración celular.

Por este motivo, es una opción excelente a la hora de ayudar a tratar las manchas oscuras, las arrugas y, en definitiva, cualquier otro daño causado por la acción de los rayos ultravioleta.

Láseres

Como ocurre con las arrugas que se forman en el rostro, un tratamiento a base de terapia láser también puede ser ideal para la piel del escote, donde el daño solar puede causar una decoloración marrón o rojiza, que con el tiempo acaban convirtiéndose en manchas solares y arrugas.

Los láseres IPL, por ejemplo, son ideales para los tonos de piel más claro, siendo capaces de eliminar el daño de sol por completo. Mientras que el láser Fraxel, que utiliza tecnología fraccionada capaz de penetrar en las capas superficiales, es ideal para tratar las líneas finas y las arrugas, dando como resultado una piel mucho más suave y brillante.

Como vemos, a la hora de evitar que se formen arrugas en el escote es esencial la prevención. Mientras que, en caso de que finalmente aparezcan, determinados tratamientos podrían ser de cierta utilidad para, al menos, disimularlas al máximo.