Facial

Review mascarilla negra Pilaten

En los últimos años las conocidas como mascarillas negras se han puesto muy de moda, especialmente porque disponen de una apariencia tan particular como característica, la cual, es cierto, tiende a llamar muchísimo la atención. Pero la realidad es que no solo se han puesto de moda por su color y apariencia, sino porque, precisamente, los distintos ingredientes activos que le confieren esa tonalidad tan particular también tienden a estar repletos de beneficios únicos, de ahí su enorme popularidad. En esta ocasión quiero ofrecerte mi review mascarilla negra Pilaten, la cual, dicho sea de paso, también se ha vuelto muy famosa en los últimos años. Te explicamos en qué consiste, qué ingredientes encontramos en su composición y, en definitiva,  todo lo que necesitas saber acerca de ella.

Las mascarillas negras se han vuelto enormemente populares en los últimos años. Y es que, en su composición, nos encontramos con una serie de principios activos e ingredientes únicos que, precisamente, son los principales responsables de esa tonalidad y color oscuro tan particular y característico.

En la mayoría de las ocasiones, es el carbón vegetal el ingrediente particular que confiere a estas mascarillas esa tonalidad, el cual, dicho sea de paso, tiende a proporcionar una serie de beneficios únicos cuando es aplicado sobre la piel, ya que ayudarían a absorber las impurezas, la suciedad y los contaminantes presentes en ella, limpiándola al máximo.

Si bien es cierto que no existen muchos estudios científicos que hayan demostrado verdaderamente cuáles son los beneficios reales -y los efectos- del carbón vegetal en la piel, no es un ingrediente activo que tienda a irritar o a generar reacciones alérgicas o adversas.

Por este motivo, es cierto, es considerado como un ingrediente activo seguro, motivo por el cual podemos encontrarlo en limpiadores y desmaquilladores, incluyendo jabones de mano y, efectivament, mascarillas faciales. Es más, ¿sabías que incluso las pastas de dientes podrían contenerlo como un ingrediente activo más?

En lo que se refiere a las mascarillas negras (lo que significa que, al menos, contienen un elevado porcentaje de carbón vegetal en su composición), son particularmente interesantes a la hora de reducir y eliminar las impurezas que se han ido acumulando sobre la piel, además de ser de mucha utilidad para disminuir los poros (haciendo que se vean más pequeños).

Esto es muy útil, por ejemplo, para quienes suelen tener la piel grasa y con cierta tendencia a los brotes de acné, dado que al disponer de unos poros más pequeños el riesgo de acumulación de bacterias causantes del acné, así como impurezas, suciedad y exceso de sebo tiende a reducirse considerablemente.

Además, se cree que el carbón vegetal sería útil a la hora de absorber el aceite y las impurezas presentes en la piel, de forma similar a como, por ejemplo, supuestamente lo haría a la hora de absorber las toxinas en otras áreas del cuerpo. Por este motivo, es normal encontrarlo como un ingrediente más en la mascarilla negra de Pilaten sobre la que te hablaremos a continuación.

No te pierdas: Mejores mascarillas de vitamina C

¿Qué es y en qué consiste la mascarilla negra de Pilaten?

La mascarilla negra de Pilaten se caracteriza, como su propio nombre indica, por ser una mascarilla facial de color negro, debido fundamentalmente a la presencia, como no podría ser menos, de carbón activo como ingrediente principal. Aunque, evidentemente, no es el único.

De acuerdo a la marca, se trataría de una mascarilla facial anti puntos negros y anti espinillas, que ayudaría de forma más o menos positiva a la hora de reducir el exceso de grasa y las impurezas, por lo que sería de utilidad a la hora de limpiar la piel en profundidad.

La encontrarás en las tiendas bajo el nombre de Pilaten Black Mask, por lo que teniendo en cuenta sus principales beneficios y efectos, es una opción útil para quienes tienen la piel grasa y mixta, que tienden a luchar cada día con el exceso de sebo, los brotes de acné, las espinillas y los puntos negros.

Por este motivo, el fabricante indica que es una opción útil para aplicar sobre todo especialmente en aquellas áreas del rostro donde la incidencia de puntos negros y espinillas es muchísimo mayor, como ocurre habitualmente con el área del entrecejo, la nariz y la barbilla, solo por citar algunos ejemplos (como vemos, la conocida como zona T de la cara).

Eso sí, se caracteriza por ser una mascarilla peel-off, lo que significa que, una vez se seca y ha transcurrido el tiempo suficiente de actuación, al retirarla actuaría como una especie de segunda piel, de forma que tendremos que quitarla con cuidado de no hacerlo muy rápido, solo de forma suave para evitar irritaciones y daño a la piel.

Aún cuando está indicada para cualquier tipo de piel, lo que incluye también pieles normales, lo cierto es que debido a su composición no hay duda que es ideal para pieles grasas, mixtas y pieles con impurezas e imperfecciones, apta tanto para la piel del hombre como de la mujer.

No obstante, es necesario advertir algo fundamental: no es adecuada para pieles sensibles y con tendencia a la irritación, con rosácea o con dermatitis, debido fundamentalmente a que se trata de una mascarilla tipo peel-off, que pueden generar un daño todavía mayor cuando la aplicamos sobre la piel igualmente sensible.

Descubre: Mejores mascarillas negras

¿Qué ingredientes encontramos en su composición?

Como te hemos mencionado brevemente en las líneas anteriores, es evidente que el carbón vegetal activo se caracteriza, sobre todo, por ser uno de los ingredientes activos principales de cuantos encontramos en la composición de esta mascarilla facial.

Precisamente es uno de los ingredientes que le confieren muchas de sus cualidades, además de su particular y característico color oscuro.

Se trata de una sustancia, de origen vegetal, que brinda cualidades detoxificantes únicas, lo que significa que sería de cierta utilidad a la hora de limpiar la piel del rostro en profundidad, eliminando con ello impurezas, restos de grasa y aceite y, también, bastante suciedad.

Pero no solo eso, dado que, al limpiar la piel y reforzar al máximo las cualidades limpiadoras del propio limpiador en sí (que es evidente deberemos aplicar en primer lugar, siempre), la piel se mostrará muchísimo más luminosa, mejorando con ello la textura, gracias a que, a su vez, actúa como un exfoliante suave.

Como te indicábamos, el carbón activo no es el único ingrediente que distinguimos en su composición. De hecho, también contiene extracto de bambú y colágeno, que proporciona una mayor hidratación, estimulando a su vez la producción de nuevo colágeno, una mayor elasticidad y, también, mucha más suavidad.

Lo cierto es que debemos pararnos en la presencia del colágeno como un ingrediente activo más, debido fundamentalmente a que no es común encontrarlo en una mascarilla facial. De hecho, es el principio activo responsable de sus cualidades antienvejecimiento e hidratantes, útil por tanto a la hora de disminuir las líneas finas de expresión y las arrugas.

Lee también: Mascarilla casera para la cara paso a paso

Cómo la uso

Es conveniente integrar la mascarilla facial en nuestra rutina de cuidado de la piel, lo que significa que debemos aplicarla siempre después del limpiador, una vez la piel se encuentre perfectamente limpia, y sobre todo, seca.

Luego, es aconsejable aplicarnos una fina capa de la mascarilla sobre el rostro. En este caso, lo recomendable es que la capa sea lo más fina posible, ya que a diferencia del resto de mascarillas (que se retiran con la ayuda de un poco de agua tibia y un suave masaje), al ser tipo peel-off es necesario tirar de ella para retirarla.

No obstante, es perfectamente posible extenderla con la ayuda de los dedos, dejándola luego actuar entre 20 a 25 minutos. Una vez haya pasado este tiempo, es adecuado retirarla con sumo cuidado, y con bastante delicadeza, empezando por el área de la barbilla.

En caso de que quede algún tipo de resto, puedes eliminarlo con la ayuda de un poco de agua tibia o con cualquier otro limpiador (como podría ser el caso del agua micelar).

Conoce: Multimasking: qué es y como se hace

Textura y consistencia

Presenta una textura más bien gelatinosa, lo que favorece enormemente su aplicación y extensión sencilla a lo largo de la piel del rostro. Luego, la mascarilla en sí se seca muy rápidamente, aunque es conveniente dejarla actuar el tiempo indicado por el fabricante.

Respecto a su aroma, posee una fragancia realmente suave, que apenas pasa desapercibida, por lo que es una opción ideal para quienes prefieren un perfume suave que no empalague.

Lee también: Qué es una mascarilla peel off y cómo aplicarla

Mi opinión

Aunque es la primera vez que probaba una mascarilla negra, y además una mascarilla tipo peel-off, es cierto que esta opción me ha gustado, al principio, ya que aunque posee una apariencia un tanto desagradable, se aplica fácilmente por la piel.

Pero el problema viene cuando intentamos retirarla, ya que puede dejar la piel enormemente irritada y enrojecida, motivo por el cual solo pude usarla una vez.

Aunque es cierto que es una opción útil para pieles grasas con puntos negros, en mi caso tuve que volver a mi alternativa de siempre: la mascarilla de vitamina C de Nezeni Cosmetics, por ser muy suave y delicada con la piel, y proporcionar incluso más beneficios que la desarrollada por Pilaten.

No te vayas sin leer: ¿Que mascarilla facial necesito segun mi tipo de piel?