Facial

Cómo conseguir unas pestañas más largas y espesas

Cómo conseguir unas pestañas más largas y espesas

Es bastante probable que, al menos cada día, tiendas a seguir una rutina de cuidado de la piel. Si es así, es también posible que ya hayas descubierto muchos de los beneficios que te proporciona, ya que de esta manera conseguimos mantener la piel debidamente nutrida, protegida y cuidada al máximo. Pero, ¿te preocupas igual por las pestañas? Si bien es cierto que también es habitual ocuparte de ellas cuando te maquillas, la realidad es que también deben ser cuidadas y protegidas, casi de la misma forma que haces con la piel cada día. Precisamente, en esta ocasión vamos a descubrirte cómo conseguir unas pestañas más largas y espesas, mediante una serie de consejos y pautas sencillas de seguir que podrían serte de bastante ayuda. ¿Deseas descubrirlos con nosotros?

Cuidar las pestañas se convierte en la mejor forma de mantenerlas, sobre todo cuando se opta por llevar pestañas postizas cada día o cuando se utilizan extensiones de pestañas. Igualmente, también es importante aplicar con cuidado el rímel, para evitar daños innecesarios.

Cómo conseguir unas pestañas más largas y espesas

Al igual que cuando te desmaquillas: el riesgo de fractura y pérdida del pelo es muchísimo mayor en este momento. De ahí que a la hora de conseguir unas pestañas más espesas y largas no solo sea suficiente con utilizar un producto más o menos milagroso que pueda ayudar.

Es también importantísimo cuidarlas debidamente cada día, lo que significa incluso utilizar algún que otro producto útil a la hora de hidratarlas y nutrirlas, y ser sumamente respetuosos con la aplicación del rímel o cosmético, y finalmente del propio desmaquillante en sí.

Por tanto, esto significa mantener las pestañas debidamente sanas y saludables, lo que puede ser sencillo y fácil de conseguir. De hecho, apenas basta con extender tu rutina de cuidado de la piel diaria con el cuidado, también, de las pestañas y cejas.

¿Cómo? Muy sencillo: a la hora de limpiarte el rostro a diario (recuerda, preferiblemente tanto por la mañana como por la noche), también estás limpiando las pestañas y los párpados, sobre todo cuando se estás desmaquillando.

Eso sí, es mucho más aconsejable optar por el uso de un limpiador diseñado para los ojos y para el contorno de los ojos, por lo que el riesgo de irritación o reacción adversa tiende a ser bastante menor. A menos, claro está, que en el etiquetado del limpiador facial se especifique claramente que ha sido testado también oftalmológicamente, y que por tanto es adecuado usarlo en esta zona.

El proceso de desmaquillaje y limpieza es fundamental, ya que no se limpian adecuadamente y se retira todo el rímel presente en ellas, se puede correr el riesgo de que se acumulen bacterias, suciedad, impurezas y restos del propio cosmético, que a la larga pueden aumentar el riesgo de infección.

Además, es bastante posible que las pestañas acaben volviéndose quebradizas, adquiriendo finalmente una apariencia originalmente muy poco saludable y adecuada; en definitiva, todo lo contrario a lo que se pretendía en un primer momento.

No obstante, si tienes por costumbre limpiarte las pestañas únicamente cuando te maquillas, estarás cometiendo igualmente un grave error. ¿Sabes por qué? Porque otro motivo más para limpiarlas es cuando vas al gimnasio o sudas, puesto que, dado que evitan que el sudor acabe goteando en los ojos, al final terminará por acumularse en ellas.

En este sentido, hay quien aconseja usar champú suave para bebés en aquellos momentos en los que deseas limpiarte las pestañas y las cejas pero no dispones de un limpiador adecuado para aplicar sobre esta área.

Una vez hemos descubierto cuáles son los beneficios de seguir, también, una rutina de cuidado para el área de las pestañas, es conveniente que nos ocupemos del siguiente punto: ¿cómo conseguir unas pestañas más espesas y largas?

Descubre: Aceite de ricino ¿funciona para alargar las pestañas?

Aceite de ricino

Como ya te hemos mencionado en distintos momentos, se tiene la creencia que el aceite de ricino sería de utilidad a la hora de alargar las pestañas. Sin embargo, la realidad es que solo ayudaría a hidratarlas, y a revertir, eso sí, la caída del cabello.

Estas cualidades se deberían a la presencia del ácido ricinoleico en su composición (constituye, de hecho, alrededor del 90 por ciento del mismo), repleto de ácidos grasos con interesantes cualidades hidratantes y acondicionadoras.

Gracias a ello, cuando te lo aplicas de forma regular sobre las pestañas se consigue hidratar el pelo naturalmente presente en esta área, así como la propia piel, por lo que se mostrará más suave y alisada. Además, se genera una capa protectora útil para evitar la pérdida de hidratación en la zona.

Cómo aplicarlo: 

Para aplicarlo es conveniente utilizar siempre aceite de ricino puro, a ser posible orgánico o ecológico. Solo es necesario humedecer un hisopo de algodón limpio, y aplicarlo con suavidad sobre la línea de las pestañas, las cuales deben encontrarse perfectamente limpias.

Una vez hecho esto, puedes optar por dejarte el aceite de ricino actuando a lo largo de toda la noche (sobre todo cuando lo aplicas en la rutina de cuidado de la piel nocturna, algo muy aconsejable), y retirarlo a la mañana siguiente con la ayuda de un poco de agua tibia.

No te pierdas: Cómo conseguir unas pestañas más largas y espesas

Aceite de coco

Es cierto que el aceite de coco comparte algunos de los beneficios para la piel que ya encontramos en el aceite de ricino, motivo por el cual muchos expertos y especialistas en belleza los consideran como productos vegetales similares o parecidos.

En el caso particular del aceite de coco, es verdad que, además de en la piel, también es común usarlo para el cuidado del cabello gracias a su alta capacidad penetrante, ayudando positivamente a la hora de prevenir y evitar la pérdida de proteínas capilares.

De ahí que el aceite de coco pueda ser particularmente interesante a la hora de tratar el adelgazamiento y el daño causado a las pestañas, lo que podría ayudar a conseguir que crezcan saludablemente (pero sin que el aceite de coco actúe como alargador, beneficio sobre el que tampoco existe evidencia científica, dicho sea de paso).

Cómo aplicarlo:

El proceso a seguir para disfrutar de sus diferentes cualidades humectantes e hidratantes es prácticamente el mismo que se seguiría con el uso del aceite de ricino. En este sentido, es conveniente calentarlo previamente durante unos segundos al microondas, ya que es bastante probable que se encuentre en estado sólido.

Luego, necesitaremos 1 cucharadita de aceite de coco, que deberemos utilizar para humedecer nuestro hisopo de algodón, aplicándolo suavemente a lo largo de las líneas de las pestañas, tanto superiores como inferiores.

Nuevamente, es imprescindible evitar que el aceite de coco entre en los ojos, ya que podría acabar siendo bastante irritante. Una vez aplicado, es recomendable también dejarlo actuar a lo largo de toda la noche, para finalmente retirarlo a la mañana siguiente con la ayuda de agua tibia.

Conoce también: Review Serum pestañas Mercadona

Utilizando un sérum de pestañas eficaz

En los últimos años los conocidos como sérums de pestañas se han puesto muy de moda como productos útiles para el cuidado de las pestañas, siendo de mucha ayuda cuando, por ejemplo, se integran en la rutina de cuidado de la piel. Pero no es adecuado utilizar cualquier producto, y sí uno que haya demostrado ser verdaderamente útil y eficaz en este sentido.

Es el caso del sérum para pestañas de Nezeni Cosmetics, que consiste en un completísimo tratamiento para las pestañas y las cejas que proporciona tanto crecimiento como densidad, formulado con ingredientes activos cien por cien naturales capaces de estimular la proliferación celular en el bulbo piloso.

De acuerdo a la marca, mediante test in vivo, este sérum es capaz de aumentar la longitud de las pestañas en apenas 2 meses de uso diario, consiguiendo con ello un aumento de la longitud de las pestañas de entre un 21 a un 45 por ciento, así como una mayor densidad.

Respecto a su composición, es un producto bastante interesante precisamente por los ingredientes activos que encontramos en su fórmula: X10 Lash (activo cien por cien natural que se extrae a partir del mijo), procapil (combinación de una matrikina vitaminada y apigenina), panthenol o provitamina B5 y ácido hialurónico, que proporciona una alta cualidad hidratante.

Te puede interesar: Mejores cremas hidratantes para la cara

Vitamina E

La vitamina E se convierte a su vez en otro ingrediente activo común en la composición de muchos productos para el cuidado de la piel, ya que actúa como un poderosísimo antioxidante natural, útil para proteger la piel frente a la acción -negativa- de los radicales libres.

De hecho, podría ser de ayuda no solo a la hora de prevenir la acción de los radicales libres, comúnmente asociados al envejecimiento de la piel o incluso a la caída del cabello, sino que al contener tocotrienol, sería útil a la hora de aumentar la cantidad de hebras presentes en el cabello.

Por tanto, aplicada de manera más o menos regular, podría ser de cierta ayuda a la hora de conseguir unas pestañas algo más largas.

Después de descubrir cómo conseguir unas pestañas más largas y espesas, es evidente que se hace sumamente importante intentar, al menos, cuidarlas al máximo. Y esto supone derivar la rutina de cuidado de la piel diaria y regular, también, al cuidado tanto de las pestañas como de las cejas.

No te vayas sin ver: Mejores cremas hidratantes para pieles grasas