Facial

Cómo desmaquillar las pestañas

Desmaquillarse la piel del rostro se convierte en uno de los primeros pasos a seguir dentro de cualquier rutina de cuidado de la piel. Y es que dejarse el maquillaje impregnando la piel, durante largas horas, no es muy agradable que digamos. Al contrario, podría ocasionar incluso una amplia variedad de problemas, como taponamiento de los poros, irritación y brotes de acné. El maquillaje de pestañas, como la máscara de pestañas, se caracteriza por ser todavía más pescado, por lo que su eliminación puede ser un poco más complicada. Por ello, te explicamos cómo desmaquillar las pestañas no solo de forma sencilla, sino también correcta.

La limpieza de la piel es un paso esencial dentro de cualquier régimen o rutina de cuidado de la piel. Y eliminar el maquillaje y los cosméticos que has llevado puesto durante largas horas a lo largo del día es, sobre todo, especialmente importante.

Cómo desmaquillar las pestañas

Esto es debido a que dejarse el maquillaje puesto durante bastante tiempo, o incluso eliminarlo de manera incorrecta, puede causar graves estragos en la piel. Por ejemplo, la irritación, la inflamación y el enrojecimiento suelen ser algunos de los más habituales.

A los que, a su vez, podrían incluirse otros más o menos comunes, como podría ser el caso de los brotes de acné, ya que el maquillaje o el cosmético en sí puede llegar a taponar u obstruir los poros, acumulándose tanto el exceso de sebo o aceite, como las propias impurezas.

En el caso del maquillaje de los ojos, y particularmente del maquillaje de pestañas, debemos tener en cuenta que, por lo general, tiende a caracterizarse por ser un tipo de maquillaje un poco más pesado que el que sueles ponerte en otras áreas del rostro.

¿Sabes por qué? Esto es debido fundamentalmente a la zona donde te lo aplicas, lo que incide en la importancia de que pueda adherirse adecuadamente en las pestañas el tiempo suficiente, y que pueda aguantar bien independientemente del clima que haya.

El rímel de pestañas, por ejemplo, puede llegar a convertirse en un buen ejemplo de ello. Y es que, aunque te encante al complementar prácticamente cualquier tipo de look de ojos, es cierto que eliminarlo puede llegar a ser bastante difícil y complicado, sobre todo si no usas los productos más adecuados en este sentido.

En este sentido, suele ser un error aplicar un disco o bolita de algodón de forma agresiva, y un desmaquillante igualmente fuerte, puesto que no solo podría aumentar el riesgo de irritación, sino que estaremos incidiendo en la formación de arrugas prematuras alrededor de los ojos.

Esto es debido a que la piel situada alrededor de los ojos es tremendamente sensible, al ser, además, un poco más delgada que la piel que encontramos en el resto de la cara, por lo que es imprescindible tratarla siempre con el mayor de los cuidados.

No te pierdas: Cómo hacer un desmaquillante de ojos casero

Cómo desmaquillarte las pestañas paso a paso

A la hora de proceder a desmaquillarte las pestañas, es conveniente usar un desmaquillante o un aceite facial, ya que el aceite podría ayudar positivamente a la hora de despegar incluso el maquillaje más resistente, lo que incluye evidentemente el maquillaje que te aplicas habitualmente sobre las pestañas.

Lo cierto es que puedes utilizar una amplia diversidad de aceites, como por ejemplo podría ser el caso del aceite de oliva (tremendamente nutritivo, y repleto además en vitamina E y ácidos grasos saludables) o del aceite de semillas de uva.

De acuerdo a los expertos, son útiles para eliminar incluso el rímel de larga duración. Aunque, en caso de que no desees aplicarte un aceite vegetal de este tipo sobre las pestañas, puedes optar por un desmaquillador de pestañas que sea de confianza.

Una vez hayas escogido tu desmaquillador de pestañas favorito, o tu aceite facial, es el momento de aplicártelo. Para ello, sobre todo en caso de que vayas a utilizar aceite facial, solo deberás usar un par de gotas.

No obstante, si optas por usar un desmaquillante, entonces puedes añadir un poco más de cantidad, pero sin llegar a empapar el disco o la almohadilla de algodón, especialmente para no despercidiar producto.

Por un lado, debes tener en cuenta que el tipo de algodón que utilices es fundamental. El más adecuado es aquel que no suelte pelusa, y que sea resistente a la aplicación sobre la piel en varias pasadas.

Cuando hayas aplicado el aceite en el disco o almohadilla de algodón, o lo hayas empapado con un poco de desmaquillante, debes aplicarlo sobre las pestañas, dejando que el disco o almohadilla cubra todo el ojo, y dejándolo actuar entre 20 a 30 segundos.

Descubre: Cómo desmaquillarte los ojos correctamente

El tiempo dejándolo actuar es fundamental, puesto que los solventes que, por ejemplo, podríamos encontrar en el desmaquillante ayudan a disolver los polímeros y los distintos pigmentos que forman parte del rímel, descomponiéndolo para facilitar su eliminación más adelante.

De hecho, este paso es esencial, ya que de esta manera evitarás frotar el disco o la almohadilla agresivamente, lo que podría causar problemas innecesarios, como por ejemplo la pérdida de pestañas.

Y, como opinan muchos expertos, cuando más tiempo dejes que el maquillaje se disuelva más fácil será retirarlo y eliminarlo al final.

Ahora, una vez hayan pasado los segundos durante el cual dejas actuar el aceite o el desmaquillante, es el momento de limpiar suavemente el maquillaje de pestañas. ¿Cómo? Muy sencillo: dado que el área de los ojos es muy sensible, y deseas evitar la aparición de arrugas prematuras en el contorno, es conveniente ser amable.

Para ello, debes deslizar el disco de algodón o la almohadilla en las pestañas inferiores, hacia abajo, siempre en la dirección de las pestañas, lo que ayudará, además, a evitar que las bacterias entren en los ojos. Luego, debes mover un poco el área, y volver a hacer lo mismo con las pestañas superiores (pero, evidentemente, deslizando el disco hacia la parte superior).

En caso de que observes cierto exceso de producto, puedes retirarlo utilizando un hisopo de algodón, y aplicarlo directamente a lo largo de la línea de las pestañas.

Por otro lado, también puedes optar por usar un desmaquillador de ojos bifásico, que consiste en una fórmula especial hecha de un aceite limpiador, útil para quitar el rímel y cualquier otro tipo de maquillaje, y agua para limpiar la piel después de retirar el rímel.

De hecho, muchos especialistas aconsejan el uso de este tipo de desmaquilladores, sobre todo cuando los utilizas con la finalidad de quitar el maquillaje de las pestañas, ya que pueden ser incluso eficaces con el maquillaje a prueba de agua.

Lee también: Mejor desmaquillante de ojos

Loción des

Cómo desmaquillar las pestañas con rímel waterproof (a prueba de agua)

Si el rímel común es, por lo general, difícil de quitar, el rímel a prueba de agua (tipo waterproof) lo es todavía más, dado que se caracteriza por ser un tipo de maquillaje resistente al agua, de forma que quitarlo puede acabar siendo bastante más complicado.

Por suerte, el proceso a seguir es bastante similar a los pasos que te hemos indicado anteriormente, con la diferencia de que debes recordar siempre que estás intentando eliminar una máscara de pestaña resistente al agua. Y, en este caso en concreto, la mejor opción es utilizar aceite.

Eso sí, después de aplicarte este tipo de desmaquillante, especialmente si se trata de un desmaquillador básico a base de aceite, es esencial seguir con un limpiador suave, concebido para su uso en la zona de los ojos, con la finalidad de deshacerse de cualquier residuo aceitoso que haya podido quedar en la piel alrededor de los ojos.

Conoce: Desmaquillante de ojos Mercadona

Algunos consejos útiles a tener en cuenta

Como te hemos mencionado anteriormente, la mejor opción a la hora de aplicarse el desmaquillante o el aceite es un disco o almohadilla de algodón, a ser posible cien por cien puro, y resistente. Esto significa que no es recomendable optar por una bolita de algodón.

¿Sabes por qué? Esto es debido a que las bolas de algodón suelen tener fibras sueltas, y pueden llegar a desprenderse con enorme facilidad, por lo que estas fibras podrían acabar entrando en los ojos, causando estragos.

Por tanto, es mucho mejor dejar las bolas de algodón para los tónicos y astringentes faciales, pero nunca para eliminar el rímel o cualquier otro tipo de maquillaje de pestañas.

Tampoco es aconsejable utilizar productos con fragancias o a base de alcohol, puesto que podrían terminar resecando y pelando la delicada piel de los párpados, ocasionando una incómoda y molesta irritación.

Por otro lado, a la hora de intentar retirar el maquillaje, es fundamental hacerlo de forma suave, sin ejercer demasiada presión en los ojos, ya que podríamos incluso romper los vasos sanguíneos que encontramos situados alrededor de la delicada zona del párpado.

Además, es de utilidad a la hora de evitar cualquier tipo de inflamación e irritación, que a la larga podría dañar el colágeno y promover el envejecimiento prematuro.

Y tú, ¿ya sabes cómo desmaquillar las pestañas? Aunque el proceso puede ser muy laborioso, hacerlo correctamente no es tan difícil.

Descubre también: Desmaquillante de ojos Mary Kay