Facial

Aceite de coco para desmaquillar

Desmaquillar la piel pasa a convertirse en uno de los elementos imprescindibles dentro de cualquier rutina de cuidado de la piel que se precie. Es más, se convierte incluso en un paso esencial antes del seguimiento y la aplicación de cualquier otro paso perteneciente a nuestro régimen de belleza. Y es tan importante como hacerlo bien, ya que solo de esta manera nos aseguraremos de retirar todo el maquillaje y cualquier resto de cosmético que se haya podido quedar sobre la superficie de la piel. El aceite de coco, aunque no lo creas, puede ser una opción natural maravillosa en este sentido. Te explicamos por qué.

Cuando piensas en desmaquillarte la piel del rostro, es muy probable que siempre pienses en el uso de productos desmaquillantes de los que puedes encontrar en la mayoría de tiendas de cosmética y belleza especializadas.

Aceite de coco para desmaquillar

Y es que aunque es cierto que se caracterizan por ser productos útiles que pueden llegar a ser un grandísimo trabajo, tienen un problema: muchos de ellos no han sido formulados con ingredientes naturales, por lo que pueden no ser opciones tan interesantes para quienes se preocupan por la calidad de los productos que se aplican sobre la piel.

Y, especialmente, para todas aquellas mujeres que prefieren utilizar solo productos que hayan sido formulados con ingredientes cien por cien naturales. En el caso de los desmaquillantes o removedores de maquillaje, de hecho, no podría ser menos.

De hecho, optar por utilizar un desmaquillante natural, que podríamos -o no- elaborar fácilmente en casa, puede ser una opción ideal por un motivo: sabemos que están formulados con ingredientes únicamente de procedencia vegetal, por lo que es posible que tiendan a ser más seguros.

Eso sí, como ocurre con el resto de productos que podemos aplicar sobre nuestra piel, es conveniente fijarse bien en los ingredientes -naturales- que contiene la fórmula que vayamos a usar. Y es que no debemos olvidarnos de algo imprescindible: aunque un producto contenga solo una formulación a base de ingredientes naturales, esto no significa que tenga que ser cien por cien seguro.

Para ser aún más precisos, existen ingredientes naturales que pueden igualmente ocasionar reacciones adversas o alérgicas en la piel, así como determinados efectos indeseados, como por ejemplo un aumento de los brotes de acné o una mayor producción de grasa.

Por tanto, antes de pararnos a utilizar ingredientes naturales pensando que son siempre seguros, es conveniente analizar cómo podrían afectarnos. Y el aceite de coco, al ser comedogénico, tiende a ser uno de ellos, ya que no es una opción muy recomendada para quienes tienen la piel grasa o mixta. Pero vayamos por partes.

Descubre: Desmaquillante natural: los mejores ingredientes

¿Qué es el aceite de coco y por qué podría funcionar como removedor de maquillaje?

El aceite de coco es un producto de origen natural que se extrae directamente a partir de la carne de coco. Es comúnmente utilizado en el sector de la belleza por sus diferentes cualidades antibacterianas, antifúngicas y suavizantes, siendo, por ejemplo, ideal como hidratante y humectante casero.

Por este motivo, por ejemplo, tiende a destacar como un aceite corporal único a la hora de aplicar directamente sobre la piel de todo el cuerpo, y humectar e hidratar la piel de forma efectiva, simple y sencilla.

Pero, ¿sabías que el aceite de coco no es solo un maravilloso humectante natural? También puede convertirse en un excelente desmaquillador, que además actúa de manera verdaderamente potente.

Lee además: Desmaquillantes de Clinique: las mejores opciones

Esto significa que no solo hará el trabajo necesario cuando, por ejemplo, te quedes sin tu desmaquillador habitual. También puede ser perfectamente capaz de retirar el maquillaje de los ojos, de forma simple, fácil y sencilla, lo que también se aplicaría incluso al rímel tipo waterproof (es decir, a prueba o resistente al agua).

Por un lado, el aceite de coco es capaz de romper o solubilizar las diferentes sustancias resistentes al agua que, por ejemplo, tienden a ser utilizadas en la sombra de ojos o en el rímel, eliminándolas y liberándolas tanto de la piel como de las propias pestañas en sí.

Por otro lado, posee una diferencia básica con muchos de los desmaquilladores de ojos tradicionales. Y es que es capaz incluso de dejar la piel perfectamente suave y con un aspecto muchísimo más saludable y joven.

Esto es debido, como de buen seguro sabrás, a que el aceite de coco es una opción excelente para la piel, precisamente porque humecta, hidrata y suaviza. De ahí que el aceite de coco sea ideal para cualquier rutina de cuidado de la piel, lo que incluiría usarlo también como desmaquillante.

No te pierdas: Los mejores desmaquillantes

Consejos útiles al usar el aceite de coco para desmaquillar la piel

Lo cierto es que el uso del aceite de coco como removedor de maquillaje es una opción tan simple como frotarte un poco de este aceite sobre la piel, concretamente en las áreas donde se encuentra el maquillaje, y proceder a retirarlo con suavidad, aplicando mediante suaves masajes.

Pero para utilizarlo de forma correcta es conveniente seguir una serie de recomendaciones básicas que incluyen comprar el aceite de coco más adecuado y recomendable, conservarlo adecuadamente y usar la cantidad adecuada. Toma nota:

  • Compra siempre el aceite de coco más puro. El mejor aceite de coco que podrías usar siempre sobre la piel es aquel que sea de procedencia orgánica, no haya sido refinado y, sobre todo, haya sido obtenido mediante presión en frío. Estas características las encontrarás siempre indicadas en el etiquetado del producto que vayas a comprar. Por tanto, asegúrate siempre de usar aceite de coco virgen orgánico, sin refinar y prensado en frío.
  • El mejor lugar donde conservarlo. Debemos tener en cuenta que el punto de fusión del aceite de coco suele ser bastante alto (aproximadamnte 76 grados), pero solo debemos tenerlo en cuenta cuando lo almacenamos. En su estado natural, sin embargo, tenderá a adquirir una consistencia más bien sólida, por lo que podemos guardarlo en su recipiente, o bien transferirlo cómodamente a cualquier otro recipiente que nos guste.
  • Utiliza solo una pequeña cantidad de producto. ¿Sabías que, en realidad, necesitas menos de una cucharadita de aceite de coco para retirar todo el maquillaje que te hayas puesto sobre la piel del rostro? Esto ayuda a que, un frasco con un tamaño más o menos común, tienda a durarte bastantes meses.
  • Evita frotar muy fuerte. Lo cierto es que, a diferencia de otros desmaquillantes naturales o comerciales, a la hora de usar el aceite de coco no es necesario utilizar almohadillas o discos de algodón. Al contrario, basta únicamente con frotarse el aceite de coco entre las manos, con la finalidad de calentarlo, y convertirlo en una textura más líquida. Posteriormente, solo tendrás que masajearlo sobre la piel, de la misma manera que lo harías con un limpiador.
  • Enjuagarse y aclararse la cara después. Una vez que te hayas retirado el maquillaje tanto de la piel del rostro como de las pestañas, es conveniente lavarte unas cuantas veces la piel con la ayuda de un poco de agua tibia. Esto dependerá de la cantidad de maquillaje que hayas utilizado a lo largo del día.

Descubre: Cómo hacer un desmaquillante casero

Una última recomendación a tener en cuenta

Dado que el aceite de coco es comedogénico, lo que significa que puede tener la capacidad de obstruir y taponar los poros, se recomienda utilizar siempre cualquier limpiador facial después de la aplicación del aceite.

Es decir, independientemente de si has utilizado toallitas desmaquillantes o cualquier otro tipo de desmaquillador, siempre que hayas optado por usar aceite de coco para desmaquillarte, es imprescindible llevar a cabo lo que se conoce como doble limpieza.

La doble limpieza es un paso ideal para asegurarte de que limpias la piel adecuadamente, no dejando ningún tipo de impureza ni resto de cualquier otro producto, lo que incluye también el aceite de coco.

Además, no olvides que el aceite de coco no es muy adecuado para quienes tienen la piel grasa, precisamente porque ese exceso de aceite tan común en este tipo de pieles puede acabar generando un aumento de los brotes de acné, sobre todo cuando el aceite de coco tapone los poros.

Lee también: Desmaquillantes de Mercadona: los mejores

Cómo usar el aceite de coco para desmaquillarte la piel

El proceso es sumamente sencillo y simple. Dado que, en primer lugar, es muy probable que el aceite de coco se encuentre en estado sólido, es aconsejable calentarlo ligeramente unos pocos segundos al microondas.

En caso de que no desees hacerlo así, bastará únicamente con ponerte un poco de aceite entre las palmas de las manos, o las yemas de los dedos, y frotar bien para calentarlo, hasta que empiece a ser más líquido.

Finalmente, aplícate el aceite de coco sobre la piel, con la ayuda de las yemas de los dedos, de forma suave y sin presionar demasiado. Pronto comprobarás cómo el maquillaje empieza a desaparecer.

Para terminar, recuerda que es esencial continuar con un poco de aclarado y enjuague con agua tibia, y con la aplicación de otro limpiador, como por ejemplo podría ser el caso del agua micelar. De esta forma, el aceite de coco para desmaquillar habrá hecho su maravillosa función limpiadora, suavizante e hidratante.

No te vayas sin leer: Mejor desmaquillante de ojos