Facial

Cómo desmaquillarte los ojos correctamente

Retirarse el maquillaje se convierte en uno de los primeros pasos que deberían llevarse a cabo antes de comenzar con cualquier rutina de cuidado de la piel, o régimen de belleza que se precie. Y, al hacerlo, hay que hacerlo correctamente, ya que no eliminarlo adecuadamente puede hacer que el resto de productos que conforman la rutina no actúen ni sirvan absolutamente para nada. En el caso del maquillaje de los ojos ocurre prácticamente lo mismo: es esencial hacerlo bien. Por ello, hemos elaborado una guía donde te explicamos, paso a paso, cómo desmaquillarte los ojos de forma correcta. ¿Te animas a descubrirla con nosotros?

Se trata posiblemente de una rutina dentro de la rutina de cuidado de la piel. Cada día, millones de mujeres en todo el mundo se retiran el maquillaje de la cara (y de los ojos) antes de empezar con la rutina, e irse posteriormente a descansar a la cama después de una jornada agotadora.

Cómo desmaquillarte los ojos correctamente

Lo cierto es que si en algún momento cometiste el error de no retirarte adecuadamente todo el maquillaje, posiblemente descubriste al día siguiente algunos de sus efectos menos deseables. Y no nos estamos refiriendo a la funda de la almohada manchada.

Dejarse el maquillaje puesto sobre la piel, durante largas horas, puede ocasionar que los poros se obstruyan, aumentando el riesgo no solo de brotes de acné, sino de reacciones adversas, entre las que podemos mencionar la presencia de irritación, enrojecimiento e inflamación.

De hecho, si alguna vez te ha sucedido algo similar, es muy probable que lo primero que te encontraras sobre la piel, una vez te eliminaste todo el maquillaje, es un grupo de pequeños granillos que picaban ligeramente. Efectivamente, se trata de la irritación causada por tener el maquillaje puesto durante demasiadas horas (más de las recomendadas).

No te pierdas: Cómo hacer un desmaquillante de ojos casero

Con agua micelar

El agua micelar es un producto limpiador muy suave y delicado con cualquier tipo de piel, y eficaz a la hora de retirar impurezas y suciedad, pudiendo ser útil también a la hora de eliminar el maquillaje de la piel.

Contiene agua purificada y una base de micelas, que son unas pequeñas moléculas de aceite, las cuales actúan atrayendo y atrapando las impurezas, para posteriormente eliminarlas.

Eso sí, no todas las aguas micelares son eficaces a la hora de retirar el maquillaje de los ojos, o del rostro en sí, por lo que es sumamente recomendable leer el etiquetado antes, y utilizar, en estos casos, opciones diseñadas con este fin.

  • Cómo desmaquillarte los ojos con agua micelar. Tan solo debes empapar un disco o almohadilla de algodón con el agua micelar, y sostenerlo sobre el ojo cerrado, dejando actuar durante algunos segundos. Luego, simplemente limpia co cuidado el maquillaje de los ojos.

Con toallitas desmaquillantes

Las toallitas desmaquillantes también se convierten en una opción simple, rápida y sencilla a la hora de eliminar el maquillaje de ojos, incluyendo el más resistente, el de larga duración y, también, el más rebelde.

Y es que contienen una serie de ingredientes que disuelven con suavidad cualquier resto de maquillaje, sin resecar la piel, siendo lo suficientemente suaves como para usarlas no solo sobre los ojos, sino también alrededor del delicado contorno de los ojos.

  • Cómo desmaquillarte los ojos con toallitas desmaquillantes. Para usarlas solo debes abrir el paquete y frotar con suavidad la toallita alrededor de los ojos. Eso sí, como ocurre con el agua micelar, no es necesario enjuagar la piel. No obstante, recuerda que los expertos no aconsejan usarlas como desmaquillante regular.

Descubre: Mejor desmaquillante de ojos

Con un desmaquillante de rímel

Las mascarillas removedoras de rímel son opciones únicas muy interesantes a la hora de eliminar el rímel de las pestañas, el cual, como de buen seguro sabrás, se caracteriza por ser tremendamente resistente y mucho más difícil de eliminar.

Lo mejor en estos casos es usar algún tipo de removedor de rímel, el cual puede venir, por ejemplo, con una fórmula en forma de gel, y que se puede aplicar fácilmente con la ayuda de un pincel o brocha.

En estos casos tan solo debes cepillarte las pestañas con el removedor, y con la varilla, pincel o brocha, esperar a que se disuelva la máscara, y limpiar el resto del maquillaje que pueda quedar en la piel.

Descubre también: Desmaquillante de ojos Mary Kay

Con cualquier desmaquillante de ojos en base de agua o aceite

Además de los dos productos desmaquillantes sobre los que te hemos hablado anteriormente, también existen en las tiendas otras opciones de desmaquillantes de ojos que pueden contener fórmulas a base de agua, aceite, o ambas (bifásicos).

En estos casos, como es lógico imaginar, los pasos a seguir dependerán del producto desmaquillante que vayas a usar.

No obstante, en la mayoría de las ocasiones basta con empapar bien un disco o almohadilla de algodón, y aplicarlo en primer lugar sobre los ojos, dejándolo actuar durante algunos segundos, para que el desmaquillante ayude a despegar el maquillaje de la piel.

Luego, debes presionar ligeramente con la finalidad de arrastrar el maquillaje. Es conveniente utilizar un nuevo disco o almohadilla de algodón, empapado nuevamente en el producto desmaquillante, así hasta que salga limpio. Y hacer lo mismo con el otro ojo.

Aunque es cierto que también existen algunos trucos útiles a la hora de retirarte el maquillaje de los ojos. En primer lugar es esencial no empapar demasiado el disco o la almohadilla de algodón, especialmente si no deseas que el líquido acabe entrando en los ojos. Aunque lo más habitual es que no pique, evidentemente no será un plato de buen gusto.

Por otro lado, puede ser muy útil seguir alguna técnica aconsejada por muchos especialistas de belleza, aunque también es normal que cada cual encuentre su propio método.

Por ejemplo, a la hora de quitarte el rímel, puedes empezar desde la línea de las pestañas, frotando lentamente el algodón hacia arriba. También se recomienda sostener el algodón en cuestión alrededor de las pestañas durante algunos segundos, antes, sobre todo, de retirar y limpiar el rímel.

Es fundamental limpiar las pestañas siempre de forma suave, y nunca de manera excesiva, ni mucho menos presionar demasiado. Esto es debido a que se corre el riesgo de perder parte de las pestañas, sobre todo cuando, además, el producto es demasiado potente.

Lee también: Cómo desmaquillar las pestañas

¿Qué hacer después de quitarte el maquillaje de los ojos?

Los pasos a seguir después de la aplicación del desmaquillante de los ojos dependerá, evidentemente, del tipo de desmaquillador que hayas usado en el proceso. Por ejemplo, si usas agua micelar no será necesario ningún tipo de aclarado o enjuague, aunque debes observar bien el área, dado que se corre el riesgo de que puedan quedar algunos restos.

Por este motivo algunos expertos aconsejan la doble limpieza, de manera que puedes optar por usar un desmaquillante de ojos a base de aceite, con la finalidad de despegar y retirar la mayor parte del maquillaje, y luego aplicar el agua micelar con la finalidad de atrapar cualquier resto de impureza y suciedad que haya podido quedar.

En cualquier caso, después de la aplicación del desmaquillante en sí, y una vez hayas continuado con la aplicación de cualquier otro limpiador suave, es aconsejable seguir con la rutina de cuidado de la piel, lo que también puede incluir el uso de una crema nutritiva para el contorno de los ojos.

Conoce: Desmaquillante de ojos Mercadona

Tipos de desmaquillantes de ojos

Antes de explicarte cómo desmaquillarte los ojos correctamente, es necesario e imprescindible indagar acerca de los distintos tipos de desmaquillantes que existen, ya que solo de esta manera conseguirás encontrar tu favorito, y así usarlo adecuadamente.

Los desmaquilladores suaves se caracterizan principalmente por contener fórmulas respetuosas y tremendamente suaves con la piel, motivo por el cual suelen ser útiles para pieles sensibles y delicadas. Un buen ejemplo lo encontramos en las fórmulas desmaquillantes desarrolladas por marcas como Clinique o Bioderma.

Los desmaquillantes con aceite son útiles a la hora de eliminar el maquillaje más resistente, así como el de larga duración, debido a que el aceite actúa arrastrando el maquillaje, convirtiéndose así en un ingrediente muy eficaz. De hecho, elimina el maquillaje por completo, a la vez que disminuye la fricción sobre el delicado contorno de los ojos.

El agua micelar puede convertirse en otra opción suave y eficaz, aunque en ocasiones debe ser usada con otro limpiador. Una de sus principales ventajas es que es muy suave con la piel, y no necesita aclarado. Y, además, si optas por alguna fórmula enriquecida con extractos vegetales, como el agua micelar de Nezeni Cosmetics, sus beneficios son aún mayores.

Las toallitas y paños desmaquillantes también son de cierta utilidad a la hora de retirar el maquillaje de los ojos, al estar empapadas en productos útiles para eliminar el maquillaje suavemente. Por ejemplo, las diseñadas para los ojos no tienden a irritarlos, picar o causar enrojecimiento. Pero como ya te hemos mencionado, no es adecuado usarlas diariamente.

Eso sí, no olvides que descubrir cómo desmaquillarte los ojos correctamente es fundamental a la hora de poder hacerlo de forma adecuada, evitando riesgos y problemas innecesarios.