Facial

Cómo hacer un desmaquillante casero

Preparar nosotros mismos nuestras propias recetas de belleza caseras pueden convertirse en una opción natural excelente, principalmente por el hecho de que solo nosotros sabremos qué ingredientes hemos utilizado para su elaboración. Y lo que es aún más interesante: podremos escoger solo aquellos que más nos interesen, en función de nuestro tipo de piel, de las necesidades que esta tenga, y de lo que deseemos conseguir (esto es, de los resultados que busquemos). Hacer un desmaquillante casero es un buen ejemplo. Y en esta ocasión te vamos a explicar cómo puedes aprender a elaborar uno básico, y también te propondremos otras maravillosas recetas como alternativa.

Un desmaquillante, desmaquillador o removedor de maquillaje se caracteriza por ser un producto específica y especialmente diseñado para garantizar la eliminación de cualquier rastro de maquillaje y cosmético.

Cómo hacer un desmaquillante casero

Por tanto, encontramos una diferencia básica bastante importante si lo comparamos con un limpiador común. Y es que, a diferencia de los limpiadores normales, los desmaquillantes han sido diseñados para eliminar cualquier rastro de maquillaje y color, lo que incluye bases y sombras de ojos, por ejemplo.

Eso sí, tiende a ser un error pensar que utilizando solo un desmaquillante antes de empezar tu rutina de cuidado de la piel será suficiente para proseguir con la aplicación del tónico, el sérum facial y el humectante.

¿Por qué? Muy sencillo: el desmaquillante no ha sido diseñado para limpiar la piel, sino únicamente para retirar y limpiar el maquillaje. Esto significa que solo eliminan el maquillaje, de ahí que siempre sea fundamental utilizar posteriormente un limpiador con la intención de continuar con la limpieza de la superficie de la piel.

Lo mismo ocurre con el uso únicamente de los limpiadores. Es un completo error pensar que con el limpiador tendrás suficiente, dado que si tienes maquillaje en la piel del rostro, y solo te aplicas un limpiador, lo único que conseguirás es restregar el cosmético por la piel, arremolinándolo sin retirarlo del todo (aunque visiblemente no puedas verlo).

Esto se convierte incluso en un gravísimo error, puesto que dejarse maquillaje sobre la piel, especialmente durante largas horas (y, más aún, durante toda la noche) puede producir irritación, reacciones adversas y la posible formación de brotes de acné, que se acompañan de inflamación y enrojecimiento.

Si es la primera vez que te aventuras en el maravilloso mundo de las recetas de belleza caseras, a continuación empezamos explicándote cómo hacer un desmaquillante casero, utilizando para ello únicamente ingredientes de origen cien por cien natural.

Descubre: Desmaquillante natural: los mejores ingredientes

Receta de desmaquillante casero básico

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de aceite de coco (puedes sustituir por aceite de jojoba, aceite de almendras dulces o aceite de oliva)
  • 2 cucharadas de manteca de karité
  • 2 cucharadas de hamamelis

Elaboración:

Como tanto el aceite de coco como la manteca de karité posiblemente se encuentren en estado sólido, antes de proceder a la elaboración del desmaquillante es conveniente calentarlos ligeramente al microondas durante apenas unos pocos segundos.

Una vez hecho esto, introduce todos los ingredientes, en las cantidades indicadas, en una botellita de vidrio oscuro pequeña. Después de introducirlos, cierra con la tapa con cuentagotas, y agita bien para que todos los ingredientes se combinen entre sí.

No te pierdas: Aceite de coco para desmaquillar

Otra maravillosa receta de desmaquillante casero básico

Si te gustó la receta anterior, pero deseas añadir algún que otro ingrediente más, a continuación te proponemos otra receta igualmente básica y sencilla. Toma nota. Por cierto, este desmaquillante básico es ideal para pieles grasas, gracias a su contenido en aceite de jojoba.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de aceite de jojoba
  • 1 cucharada de áloe vera
  • 2 cucharadas de hamamelis
  • 3 gotas de aceite esencial de limón

Elaboración:

Con la ayuda de un embudo pequeño, vierte en el interior de un recipiente de vidrio con tapa el hamamelis, el aceite de jojoba y el áloe vera.

Ahora, continúa añadiendo las gotas de aceite esencial de limón. Cierra, y agita con cuidado para que todos los ingredientes se combinen.

Cómo usarlo:

A la hora de usarlo con la intención de retirar el maquillaje el proceso no se diferencia del resto de pasos que deberías seguir para aplicarte el resto de desmaquillantes naturales. Tan solo tienes que aplicarte el producto con la ayuda de un pequeño disco o almohadilla de algodón, y aplicarlo con suavidad sobre la piel, sobre todo con suavidad en el área de los ojos.

Descubre: Los mejores desmaquillantes

Receta de desmaquillante casero para pieles mixtas

En caso de que tu piel sea mixta, no hay duda que lo mejor es utilizar ingredientes útiles que protejan la piel de la inflamación y reduzcan la producción excesiva de sebo, mientras que hidratan y restauran la piel.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de infusión de té verde
  • ½ cucharada de glicerina vegetal
  • 1 cucharada de aceite de semilla de uva

Elaboración:

En primer lugar procedemos a elaborar un té verde como habitualmente lo haces. Una vez hecho, colamos y dejamos que se enfríe. Finalmente, combinamos esta mezcla en una botella de vidrio oscuro con atomizador, cerrando y agitando bien hasta conseguir que se mezclen.

Cómo usarlo:

Solo tienes que pulverizar el líquido sobre una bolita de algodón, y aplicarlo directamente sobre la piel, dejando reposar unos segundos.

Lee también: Desmaquillantes de Mercadona: los mejores

Receta de desmaquillante casero con aceites vegetales

Ingredientes:

  • ⅓ cucharadita de aceite de ricino
  • ⅔ cucharadita de aceite de oliva

Elaboración:

El proceso de elaboración de este desmaquillante natural casero se caracteriza no solo por ser simple, sino también bastante sencillo.

De hecho, tan solo debes combinar el aceite de ricino y el aceite de oliva en una botella pequeña de vidrio oscuro con cuentagotas, cerrarla y combinar, mezclando bien.

Cómo usarlo:

Tan solo debes aplicarte una pequeña cantidad de este desmaquillante casero sobre la piel, concretamente donde se encuentre el maquillaje (eso sí, la piel debe estar perfectamente seca). Una vez hecho esto, deja actuar entre 2 a 3 minutos.

Ahora colócate un paño húmedo y tibio sobre la piel, con la finalidad de conseguir que se humedezca ligeramente, dejando actuar durante 2 minutos.

Finalmente, utiliza el lado limpio del paño o toalla para limpiarte la cara, con cuidado de no presionar demasiado para evitar irritaciones.

Lee además: Desmaquillantes de Clinique: las mejores opciones

Receta de desmaquillante casero con aceite de jojoba y agua de rosas

El agua de rosas se convierte en un ingrediente natural fragante ideal para prácticamente cualquier receta de belleza. Además, combinado con el aceite de jojoba se puede elaborar un simple desmaquillante ideal para cualquier tipo de piel (aunque es muchísimo más útl para pieles secas y deshidratadas).

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de aceite de jojoba
  • 2 cucharadas de agua de rosas

Elaboración: 

En el interior de una botella de vidrio oscura, o un frasco pequeño igualmente oscuro, añade el aceite de jojoba y el agua de rosas. Cierra bien con la tapa, y agita suavemente hasta conseguir que ambos ingredientes se mezclen y combinen entre sí.

Cómo usarlo:

Es muy sencillo. Solo tienes que remojar ligeramente un disco de algodón o almohadilla suave, y aplicarlo con suavidad sobre la piel del rostro y también sobre los ojos. En caso de que quede algún resto de maquillaje, puedes continuar con un paño limpio y seco.

¿Cuáles son algunos de los mejores ingredientes que puedes usar para tu desmaquillante casero?

Aunque es cierto que ya te ofrecemos un detallado resumen sobre algunos de los mejores ingredientes para tu desmaquillante natural, a continuación te descubrimos qué otras opciones puedes usar para sustituir algunos de los ingredientes de tu desmaquillante casero:

  • Aceite de coco. Como ya te hemos indicado, el aceite de coco es posiblemente uno de los mejores removedores de maquillaje naturales que existen, ya que es un humectante natural que suaviza la piel a la vez que consigue retirar y limpiar el maquillaje de la piel. Eso sí, no es una opción adecuada para pieles grasas o con tendencia al acné al ser comedogénico.
  • Aceite de almendras dulces. Se caracteriza por su consistencia suave y ligera, útil para hidratar la piel y para servir como base de cualquier desmaquillante casero.
  • Aceite de jojoba. Comparte muchos de los beneficios proporcionados por los aceites vegetales anteriores, con la diferencia de que también es interesante para pieles grasas, al presentar una consistencia similar al sebo naturalmente presente en la piel.
  • Aceite de oliva. Repleto de vitamina E, y de ácidos grasos saludables, es otra opción única para desmaquillar la piel de forma totalmente natural, sobre todo cuando se combina con otros ingredientes interesantes en este sentido.
  • Manteca de karité. Repleta de nutrientes, puede ser de enorme utilidad incluso a la hora de retirar el maquillaje de ojos más rebelde. Además, es una opción ideal para elaborar cremas y lociones en casa.
  • Hamamelis. Además de conservante en muchas recetas de belleza caseras, también es una opción única como desmaquillador natural. De hecho, destaca por ser más ligero y liviano que el resto de aceites vegetales, por lo que basta con aplicártelo con un disco de algodón, o bien añadirlo a tu receta. Eso sí, no olvides escoger siempre la versión sin alcohol.

Como vemos, hacer un desmaquillante casero es tan sencillo como simple, pudiendo escoger los ingredientes naturales que más nos interesen en todo momento.

No te vayas sin leer: Mejor desmaquillante de ojos