Corporal

Aceite corporal Reina de Egipto de Alquimia

Tanto si en la actualidad sigues una rutina de cuidado de la piel, como si no, es bastante probable que el aceite corporal nunca falte después de la ducha. Y es que se convierte en uno de esos productos que nunca fallan, no solo por su facilidad de aplicación, sino por las diferentes ventajas, beneficios y cualidades que proporciona. En esta ocasión queremos hablarte acerca del aceite corporal Reina de Egipto de Alquimia, que en los últimos años ha conseguido una enorme popularidad. ¿Te animas a descubrirlo con nosotros?

Mientras que puedes no seguir un determinado régimen de belleza, porque puedes pensar incluso que no lo necesitas, es bastante probable que en tu bañera, o plato de ducha, dispongas de un aceite corporal, el cual te aplicas justo antes de salir de la ducha, cuando la piel se encuentra todavía ligeramente humedecida.

Aceite corporal Reina de Egipto de Alquimia

Lo cierto es que un aceite corporal se convierte en uno de esos productos para el cuidado de la piel que, es verdad, nunca fallan, siendo de enorme utilidad a la hora de hidratar la piel de forma más o menos intensa, ya sea como prevención o como tratamiento de la piel extremadamente seca, reseca y / o deshidratada.

Esto es debido fundamentalmente a su composición, puesto que en la mayoría de las ocasiones, consiste en un aceite que ha sido elaborado con ingredientes cien por cien naturales, cuyos aceites provienen sobre todo de fuentes vegetales, como semillas de frutas o incluso hortalizas, que proporcionan al producto no solo sus propiedades nutritivas, sino también esa textura tan suave.

De hecho, en lo que a su composición se refiere, uno de los aspectos ciertamente más destacables de los aceites corporales lo encontramos en su alto contenido en ácidos grasos y en vitamina E, que destacan por sus increíbles propiedades hidratantes y nutritivas.

No en vano, cuando lo aplicamos con cierta regularidad a lo largo de todo el cuerpo, pronto empezamos a notar la piel más hidratada y suave, lo que se convierte casi sin ninguna duda en una ayuda añadida en lo que al cuidado de la piel se refiere.

Y aunque es cierto que en la actualidad podemos encontrarnos con una amplísima variedad de diferentes aceites corporales en las tiendas, en esta ocasión queremos hablarte detenida y detalladamente de uno de los que gozan de mayor popularidad en los últimos tiempos. Se trata del aceite corporal Reina de Egipto, desarrollado por la marca Alquimia.

No te pierdas: Mejores aceites corporales

¿Qué es y en qué consiste el aceite corporal Reina de Egipto?

Lo cierto es que posiblemente nos encontramos ante uno de los aceites corporales más curiosos e innovadores del mercado, posiblemente después del popular Hule Prodigieuse de Nuxe, que destaca por ser un aceite seco que goza de una enorme popularidad desde hace 20 años.

Y es que el aceite corporal Reina de Egipto, como su propio nombre ayudaría a indicar, se trata de un aceite cuya formulación estaría inspirada en las diferentes lociones de belleza que, de acuerdo a los historiadores, utilizaban las antiguas reinas de Egipto.

No en vano, tal y como ocurría hace algunos miles de años, sus ingredientes, totalmente naturales, se encuentran combinados y mezclados de tal manera que el resultado es que la marca ha conseguido potencia al máximo las cualidades y beneficios de cada uno de ellos.

De hecho, la propia marca lo denomina como un aceite exótico, inspirado en las unciones de las antiguas Reinas de Egipto.

Lo cierto es que, además de su composición nutritiva e hidratante, sobre la que de hecho te hablaremos detalladamente en el próximo apartado, uno de los principales aspectos a destacar es su fragancia, la cual se caracteriza por ser un perfume ciertamente intenso, a base de oleorresinas de incienso y mirra, que de hecho recuerdan mucho a los aromas egipcios.

De acuerdo a la marca, se trata de una fragancia cien por cien relajante, motivo por el cual la recomienda incluso como aceite corporal a aplicar antes de irnos a la cama, aplicándolo con la ayuda de un ligero y relajante masaje, lo que nos podría ayudar positivamente a la hora de conciliar mejor el sueño.

En lo que a sus beneficios se refiere, además de relajante también se trataría de un aceite corporal hidratante y antienvejecimiento, debido a su aparente acción reafirmante y nutritiva, proporcionando a la piel un efecto antiestrías bastante interesante.

Descubre: Golden radiance body oil de Freshly Cosmetics

¿Qué ingredientes encontramos en este aceite corporal?

Como te hemos mencionado brevemente en el apartado anterior, la mayoría de los ingredientes activos que encontramos en su composición se caracterizan, de hecho, por ser cien por cien naturales.

Por ejemplo, contiene aceite de almendras dulces y aceite de cáscara de naranja, que destacan por el hecho de estar repletos de vitamina E, un nutriente antioxidante e hidratante, que deja la piel tan hidratada como suave.

También contiene aceites esenciales de incienso y mirra, que de hecho tienden a ser los principales responsables de su particular fragancia, proporcionando un aroma relajante y reconfortante.

Por último, también podemos mencionar la presencia de esencias de geranio, limón y menta, que se combinan a la perfección con la fragancia propocionada por el aceite esencial de incienso y de mirra, aunque a su vez brindan cualidades antiestrías, reafirmantes y depurativas.

Eso sí, en su listado de ingredientes (INCI) hemos encontrado algo que no nos ha gustado mucho, aunque posiblemente hayan sido incluidos con la finalidad de proporcionar un ligero toque especiado a la fragancia: la presencia de cumarinas y furanocumarinas, que podrían originar reacciones fototóxicas cuando nos aplicamos el producto, y exponemos la piel al sol.

Por este motivo posiblemente la marca indica que el aceite corporal debe ser aplicado por la noche, aunque es cierto que también recomienda aplicarlo por la mañana, por lo que debemos tener mucho cuidado si pensamos exponer la piel al sol después de haberlo aplicado.

Lee además: Huile Prodigieuse de Nuxe

Envase y textura

El producto en cuestión viene en un envase de 150 ml con una especie de orificio central útil para retirar el tapón de plástico cuando, por ejemplo, necesitamos utilizar una mayor cantidad de producto.

Eso sí, el envase es de vidrio oscuro, lo que puede ser un problema cuando el envase en sí se nos resbala debido a que tenemos la mano untadas en aceite.

Respecto a su textura, debemos advertir que no tiende a absorberse tan rápidamente como nos gustaría, por lo que tenemos que tener cierta paciencia antes de vestirnos, para evitar impregnar la ropa de aceite.

Descubre: ¿Cómo hacer un aceite corporal casero?

¿Cómo usar este aceite corporal?

Como te hemos mencionado brevemente en las líneas anteriores, la marca aconseja usar el aceite corporal Reina de Egipto dos veces al día, una primera vez por la mañana y, finalmente, una última vez por la noche. De esta forma, conseguiríamos disfrutar al máximo de sus diferentes beneficios y propiedades.

En caso de que tengas la piel mixta o grasa, si bien es cierto que no se caracteriza por ser un aceite comedogénico (lo que significa que no obstruye ni tapona los poros), no es tan recomendable aplicarlo dos veces al día, siendo suficiente con aplicarlo únicamente por la noche, preferiblemente después de la ducha.

Lo cierto es que su textura es bastante ligera, menos que la de un aceite seco, pero puede aplicarse fácilmente por la piel. De hecho, su aplicación no se diferencia del resto de aceites corporales que podemos encontrar en el mercado.

Eso sí, como ocurre con otros aceites, es especialmente importante incidir con un suave masaje en aquellas áreas de la piel comúnmente más secas o resecas, así como en las zonas más problemáticas (por ejemplo, donde es más común que se formen estrías).

Conoce también: Aceite corporal Mercadona

Mi opinión sobre el Aceite corporal Reina de Egipto de Alquimia

Aunque es cierto que en los últimos años este aceite corporal ha gozado de una enorme popularidad, posiblemente por su particular nombre, y también por su composición (cuya fragancia, es cierto, nos retrotrae muchísimo a los aromas egipcios), existen algunos aspectos que no me han gustado mucho.

Por ejemplo, la absorción del producto es, por lo general, bastante lenta, por lo que no es muy recomendable aplicarlo cuando tenemos prisas. Por este motivo, es mucho más aconsejable hacerlo antes de irnos a la cama, cuando en teoría ya nos encontramos relajados y no debemos ir a ningún sitio.

Su composición sí me ha gustado ligeramente. Y es que, como era de suponer, contiene una serie de ingredientes activos que son los encargados de brindar sus cualidades hidratantes y nutritivas.

Pero, sin embargo, no me ha gustado tanto el hecho de que también contenga algunos componentes que podrían ser no tan positivos cuando exponemos la piel al sol después de haber aplicado el producto.

Su fragancia si es la esperable, teniendo en cuenta el nombre con el que el producto en cuestión ha sido bautizado. Y el envase, es cierto, también nos ha gustado mucho, algo esperable para un producto de estas características (botella de vidrio oscuro, con un diseño llamativo).

Por tanto, si buscas un aceite con un aroma particular y unas cualidades no solo hidratantes, sino también reafirmantes, el aceite corporal Reina de Egipto de Alquimia posiblemente te encante.

No te vayas sin leer: Mi review de los aceites corporales Natura